DECISIÓN 486 Régimen Común sobre Propiedad Industrial COMISIÓN DE LA COMUNIDAD ANDINA,

DECISIÓN 486

Régimen Común sobre Propiedad Industrial

LA COMISIÓN DE LA COMUNIDAD ANDINA,

VISTOS:

El Artículo 27 del Acuerdo de Cartagena y la Decisión 344 de la Comisión;

DECIDE:

Sustituir la Decisión 344 por la siguiente Decisión:

REGIMEN COMÚN SOBRE PROPIEDAD INDUSTRIAL

TÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Del Trato Nacional

Artículo 1.- Con respecto a la protección de la propiedad industrial, cada País Miembro concederá a 
los nacionales de los demás miembros de la Comunidad Andina, de la Organización Mundial del 
Comercio y del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, un trato no menos 
favorable que el que otorgue a sus propios nacionales, a reserva de lo previsto en los artículos 3 y 5 
del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el 
Comercio (ADPIC), y en el artículo 2 del Convenio de París para la Protección de la Propiedad 
Industrial.

Asimismo, podrán conceder dicho trato a los nacionales de un tercer país, bajo las condiciones que 
prevea la legislación interna del respectivo País Miembro.

Del Trato de la Nación más Favorecida

Artículo 2.- Con respecto a la protección de la propiedad industrial, toda ventaja, favor, privilegio o 
inmunidad que conceda un País Miembro a los nacionales de otro País Miembro de la Comunidad 
Andina, se hará extensiva a los nacionales de cualquier miembro de la Organización Mundial del 
Comercio o del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial. 

Lo previsto en el párrafo anterior procederá sin perjuicio de las reservas previstas en los artículos 4 
y 5 del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el 
Comercio (ADPIC).

Del Patrimonio Biológico y Genético y de los Conocimientos Tradicionales

Artículo 3.- Los Países Miembros asegurarán que la protección conferida a los elementos de la 
propiedad industrial se concederá salvaguardando y respetando su patrimonio biológico y 
genético, así como los conocimientos tradicionales de sus comunidades indígenas, afroamericanas o 
locales. En tal virtud, la concesión de patentes que versen sobre invenciones desarrolladas a partir 
de material obtenido de dicho patrimonio o dichos conocimientos estará supeditada a que ese 

material haya sido adquirido de conformidad con el ordenamiento jurídico internacional, 
comunitario y nacional.

Los Países Miembros reconocen el derecho y la facultad para decidir de las comunidades indígenas, 
afroamericanas o locales, sobre sus conocimientos colectivos.

Las disposiciones de la presente Decisión se aplicarán e interpretarán de manera que no 
contravengan a las establecidas por la Decisión 391, con sus modificaciones vigentes.

De los Términos y Plazos

Artículo 4.- Los plazos relativos a trámites previstos en la presente Decisión sujetos a notificación o 
publicación se contarán a partir del día siguiente a aquel en que se realice la notificación o 
publicación del acto de que se trate, salvo disposición en contrario de la presente Decisión.

Artículo 5.- Siempre que en la presente Decisión no exista disposición en contrario, cuando los 
plazos se señalen por días, se entenderá que éstos son hábiles. Si el plazo se fija en meses o años se 
computará de fecha a fecha. Si en el mes de vencimiento no hubiere día equivalente a aquel en que 
comienza el cómputo se entenderá que el plazo vence el último día del mes. Cuando el último día 
del plazo sea inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

De las Notificaciones

Artículo 6.- La oficina nacional competente podrá establecer un sistema de notificación que permita 
comunicar adecuadamente sus decisiones a los interesados.

Del Idioma

Artículo 7.- El petitorio de las solicitudes presentadas ante la oficina nacional competente deberá 
presentarse en idioma castellano.

Artículo 8.- Los documentos que se tramiten ante las oficinas nacionales competentes deberán 
presentarse en idioma castellano. En caso contrario, deberá acompañarse una traducción simple en 
dicho idioma. Sin embargo, la oficina nacional competente podrá dispensar de la presentación de 
traducciones de los documentos cuando así lo considere conveniente.

De la Reivindicación de Prioridad

Artículo 9.- La primera solicitud de patente de invención o de modelo de utilidad, o de registro de 
diseño industrial o de marca, válidamente presentada en otro País Miembro o ante una autoridad 
nacional, regional o internacional con la cual el País Miembro estuviese vinculado por algún tratado 
que establezca un derecho de prioridad análogo al que establece la presente Decisión, conferirá al 
solicitante o a su causahabiente un derecho de prioridad para solicitar en el País Miembro una 
patente o un registro respecto de la misma materia. El alcance y los efectos del derecho de prioridad 
serán los previstos en el Convenio de París para la protección de la Propiedad Industrial.

El derecho de prioridad podrá basarse en una solicitud anterior presentada ante la oficina nacional 
competente del mismo País Miembro, siempre que en esa solicitud no se hubiese invocado un 
derecho de prioridad previo. En tal caso, la presentación de la solicitud posterior invocando el 

derecho de prioridad implicará el abandono de la solicitud anterior con respecto a la materia que 
fuese común a ambas.

Se reconoce que da origen al derecho de prioridad toda solicitud válidamente admitida a trámite 
conforme a lo previsto en los Artículos 33, 119 y 140 de la presente Decisión, o en los tratados que 
resulten aplicables.

Para beneficiarse del derecho de prioridad, la solicitud que la invoca deberá presentarse dentro de 
los siguientes plazos improrrogables contados desde la fecha de presentación de la solicitud cuya 
prioridad se invoca:

a) doce meses para las patentes de invención y de modelos de utilidad; y,

b) seis meses para los registros de diseños industriales y de marcas.

Artículo 10.- A los efectos de lo previsto en el artículo anterior, deberá presentarse una declaración 
con la documentación pertinente, en la que se invoque la prioridad de la solicitud anterior 
indicando la fecha de su presentación, la oficina ante la cual se presentó y cuando se conociera, su 
número. La oficina nacional competente podrá exigir el pago de una tasa por la invocación de la 
prioridad.

La declaración y la documentación pertinente deberán presentarse, conjunta o separadamente, con 
la solicitud o, a más tardar, dentro de los siguientes plazos improrrogables contados desde la fecha 
de presentación de la solicitud cuya prioridad se invoca:

a) en el caso de solicitudes de patente de invención o de modelo de utilidad: dieciséis meses; y,

b) en el caso de solicitudes de registro de diseño industrial o de marca: nueve meses.

Asimismo, deberá presentarse copia de la solicitud cuya prioridad se invoca certificada por la 
autoridad que la expidió, un certificado de la fecha de presentación de esa solicitud expedida por la 
misma autoridad y, de ser el caso, el comprobante de pago de la tasa establecida.

Para efectos del derecho de prioridad, no se exigirán otras formalidades adicionales a las dispuestas 
en el presente artículo.

Artículo 11.- El incumplimiento de los plazos, de la presentación de los documentos o del pago de 
la tasa, acarreará la pérdida de la prioridad invocada.

Del Desistimiento y Abandono

Artículo 12.- El solicitante podrá desistir de su solicitud en cualquier momento del trámite. El 
desistimiento de una solicitud de patente o de registro da por terminada la instancia administrativa 
a partir de la declaración de la oficina nacional competente, perdiéndose la fecha de presentación 
atribuida.

Si se presentara el desistimiento antes de la publicación de la solicitud, ésta no será publicada. 
Tratándose de solicitudes de patente de invención o de modelo de utilidad, o de registro de diseño 
industrial, las mismas se mantendrán en reserva y no podrán ser consultadas sin autorización 
escrita del solicitante, salvo que hubiese transcurrido el plazo previsto en el artículo 40.

Artículo 13.- Lo dispuesto en el artículo precedente será de aplicación a los casos de abandono del 
trámite de la solicitud, en lo que fuere pertinente.

TÍTULO II

DE LAS PATENTES DE INVENCIÓN

CAPÍTULO I

De los Requisitos de Patentabilidad

Artículo 14.- Los Países Miembros otorgarán patentes para las invenciones, sean de producto o de 
procedimiento, en todos los campos de la tecnología, siempre que sean nuevas, tengan nivel 
inventivo y sean susceptibles de aplicación industrial.

Artículo 15.- No se considerarán invenciones:

a) los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos;

b) el todo o parte de seres vivos tal como se encuentran en la naturaleza, los procesos biológicos 
naturales, el material biológico existente en la naturaleza o aquel que pueda ser aislado, inclusive 
genoma o germoplasma de cualquier ser vivo natural;

c) las obras literarias y artísticas o cualquier otra protegida por el derecho de autor;

d) los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, juegos o actividades 
económico-comerciales;

e) los programas de ordenadores o el soporte lógico, como tales; y,

f) las formas de presentar información.

Artículo 16.- Una invención se considerará nueva cuando no está comprendida en el estado de la 
técnica.

El estado de la técnica comprenderá todo lo que haya sido accesible al público por una descripción 
escrita u oral, utilización, comercialización o cualquier otro medio antes de la fecha de presentación 
de la solicitud de patente o, en su caso, de la prioridad reconocida.

Sólo para el efecto de la determinación de la novedad, también se considerará dentro del estado de 
la técnica, el contenido de una solicitud de patente en trámite ante la oficina nacional competente, 
cuya fecha de presentación o de prioridad fuese anterior a la fecha de presentación o de prioridad 
de la solicitud de patente que se estuviese examinando, siempre que dicho contenido esté incluido 
en la solicitud de fecha anterior cuando ella se publique o hubiese transcurrido el plazo previsto en 
el artículo 40.

Artículo 17.- Para efectos de determinar la patentabilidad, no se tomará en consideración la 
divulgación ocurrida dentro del año precedente a la fecha de la presentación de la solicitud en el 
País Miembro o dentro del año precedente a la fecha de prioridad, si ésta hubiese sido invocada, 
siempre que tal divulgación hubiese provenido de:

a) el inventor o su causahabiente;

b) una oficina nacional competente que, en contravención de la norma que rige la materia, publique 
el contenido de la solicitud de patente presentada por el inventor o su causahabiente; o,

c) un tercero que hubiese obtenido la información directa o indirectamente del inventor o su 
causahabiente.

Artículo 18.- Se considerará que una invención tiene nivel inventivo, si para una persona del oficio 
normalmente versada en la materia técnica correspondiente, esa invención no hubiese resultado 
obvia ni se hubiese derivado de manera evidente del estado de la técnica.

Artículo 19.- Se considerará que una invención es susceptible de aplicación industrial, cuando su 
objeto pueda ser producido o utilizado en cualquier tipo de industria, entendiéndose por industria 
la referida a cualquier actividad productiva, incluidos los servicios.

Artículo 20.- No serán patentables:

a) las invenciones cuya explotación comercial en el territorio del País Miembro respectivo deba 
impedirse necesariamente para proteger el orden público o la moral. A estos efectos la explotación 
comercial de una invención no se considerará contraria al orden público o a la moral solo debido a 
la existencia de una disposición legal o administrativa que prohiba o que regule dicha explotación;

b) las invenciones cuya explotación comercial en el País Miembro respectivo deba impedirse 
necesariamente para proteger la salud o la vida de las personas o de los animales, o para preservar 
los vegetales o el medio ambiente. A estos efectos la explotación comercial de una invención no se 
considerará contraria a la salud o la vida de las personas, de los animales, o para la preservación de 
los vegetales o del medio ambiente sólo por razón de existir una disposición legal o administrativa 
que prohiba o que regule dicha explotación;

c) las plantas, los animales y los procedimientos esencialmente biológicos para la producción de 
plantas o animales que no sean procedimientos no biológicos o microbiológicos;

d) los métodos terapéuticos o quirúrgicos para el tratamiento humano o animal, así como los 
métodos de diagnóstico aplicados a los seres humanos o a animales.

Artículo 21.- Los productos o procedimientos ya patentados, comprendidos en el estado de la 
técnica, de conformidad con el artículo 16 de la presente Decisión, no serán objeto de nueva patente, 
por el simple hecho de atribuirse un uso distinto al originalmente comprendido por la patente 
inicial.

CAPÍTULO II

De los Titulares de la Patente

Artículo 22.- El derecho a la patente pertenece al inventor. Este derecho podrá ser transferido por 
acto entre vivos o por vía sucesoria. 

Los titulares de las patentes podrán ser personas naturales o jurídicas.

Si varias personas hicieran conjuntamente una invención, el derecho a la patente corresponde en 
común a todas ellas.

Si varias personas hicieran la misma invención, independientemente unas de otras, la patente se 
concederá a aquella o a su causahabiente que primero presente la solicitud correspondiente o que 
invoque la prioridad de fecha más antigua.

Artículo 23.- Sin perjuicio de lo establecido en la legislación nacional de cada País Miembro, en las 
invenciones ocurridas bajo relación laboral, el empleador, cualquiera que sea su forma y naturaleza, 
podrá ceder parte de los beneficios económicos de las invenciones en beneficio de los empleados 
inventores, para estimular la actividad de investigación.

Las entidades que reciban financiamiento estatal para sus investigaciones deberán reinvertir parte 
de las regalías que reciben por la comercialización de tales invenciones, con el propósito de generar 
fondos continuos de investigación y estimular a los investigadores, haciéndolos partícipes de los 
rendimientos de las innovaciones, de acuerdo con la legislación de cada País Miembro.

Artículo 24.- El inventor tendrá derecho a ser mencionado como tal en la patente y podrá 
igualmente oponerse a esta mención. 

CAPÍTULO III

De las Solicitudes de Patente

Artículo 25.- La solicitud de patente sólo podrá comprender una invención o un grupo de 
invenciones relacionadas entre sí, de manera que conformen un único concepto inventivo.

Artículo 26.- La solicitud para obtener una patente de invención se presentará ante la oficina 
nacional competente y deberá contener lo siguiente:

a) el petitorio;

b) la descripción;

c) una o más reivindicaciones;

d) uno o más dibujos, cuando fuesen necesarios para comprender la invención, los que se 
considerarán parte integrante de la descripción;

e) el resumen;

f) los poderes que fuesen necesarios;

g) el comprobante de pago de las tasas establecidas;

h) de ser el caso, la copia del contrato de acceso, cuando los productos o procedimientos cuya 
patente se solicita han sido obtenidos o desarrollados a partir de recursos genéticos o de sus 
productos derivados de los que cualquiera de los Países Miembros es país de origen;

i) de ser el caso, la copia del documento que acredite la licencia o autorización de uso de los 
conocimientos tradicionales de las comunidades indígenas, afroamericanas o locales de los Países 
Miembros, cuando los productos o procedimientos cuya protección se solicita han sido obtenidos o 
desarrollados a partir de dichos conocimientos de los que cualquiera de los Países Miembros es país 

de origen, de acuerdo a lo establecido en la Decisión 391 y sus modificaciones y reglamentaciones 
vigentes;

j) de ser el caso, el certificado de depósito del material biológico; y,

k) de ser el caso, la copia del documento en el que conste la cesión del derecho a la patente del 
inventor al solicitante o a su causante.

Artículo 27.- El petitorio de la solicitud de patente estará contenido en un formulario y 
comprenderá lo siguiente:

a) el requerimiento de concesión de la patente;

b) el nombre y la dirección del solicitante;

c) la nacionalidad o domicilio del solicitante. Cuando éste fuese una persona jurídica, deberá 
indicarse el lugar de constitución;

d) el nombre de la invención;

e) el nombre y el domicilio del inventor, cuando no fuese el mismo solicitante;

f) de ser el caso, el nombre y la dirección del representante legal del solicitante;

g) la firma del solicitante o de su representante legal; y,

h) de ser el caso, la fecha, el número y la oficina de presentación de toda solicitud de patente u otro 
título de protección que se hubiese presentado u obtenido en el extranjero por el mismo solicitante 
o su causante y que se refiera total o parcialmente a la misma invención reivindicada en la solicitud 
presentada en el País Miembro.

Artículo 28.- La descripción deberá divulgar la invención de manera suficientemente clara y 
completa para su comprensión y para que una persona capacitada en la materia técnica 
correspondiente pueda ejecutarla. La descripción de la invención indicará el nombre de la 
invención e incluirá la siguiente información:

a) el sector tecnológico al que se refiere o al cual se aplica la invención;

b) la tecnología anterior conocida por el solicitante que fuese útil para la comprensión y el examen 
de la invención, y las referencias a los documentos y publicaciones anteriores relativas a dicha 
tecnología;

c) una descripción de la invención en términos que permitan la comprensión del problema técnico y 
de la solución aportada por la invención, exponiendo las diferencias y eventuales ventajas con 
respecto a la tecnología anterior;

d) una reseña sobre los dibujos, cuando los hubiera;

e) una descripción de la mejor manera conocida por el solicitante para ejecutar o llevar a la práctica 
la invención, utilizando ejemplos y referencias a los dibujos, de ser éstos pertinentes; y,

f) una indicación de la manera en que la invención satisface la condición de ser susceptible de 
aplicación industrial, si ello no fuese evidente de la descripción o de la naturaleza de la invención.

Artículo 29.- Cuando la invención se refiera a un producto o a un procedimiento relativo a un 
material biológico y la invención no pueda describirse de manera que pueda ser comprendida y 
ejecutada por una persona capacitada en la materia técnica, la descripción deberá complementarse 
con un depósito de dicho material.

El depósito deberá efectuarse, a más tardar en la fecha de presentación de la solicitud en el País 
Miembro o, cuando fuese el caso, en la fecha de presentación de la solicitud cuya prioridad se 
invoque. Serán válidos los depósitos efectuados ante una autoridad internacional reconocida 
conforme al Tratado de Budapest sobre el Reconocimiento Internacional del Depósito de 
Microorganismos a los Fines del Procedimiento en Materia de Patentes, de 1977, o ante otra 
institución reconocida por la oficina nacional competente para estos efectos. En estos casos, la 
descripción indicará el nombre y dirección de la institución de depósito, la fecha del depósito y el 
número de depósito atribuido por tal institución.

El depósito del material biológico sólo será válido para efectos de la concesión de una patente si se 
hace en condiciones que permitan a cualquier persona interesada obtener muestras de dicho 
material a más tardar a partir de la fecha del vencimiento del plazo previsto en el artículo 40.

Artículo 30.- Las reivindicaciones definirán la materia que se desea proteger mediante la patente. 
Deben ser claras y concisas y estar enteramente sustentadas por la descripción.

Las reivindicaciones podrán ser independientes o dependientes. Una reivindicación será 
independiente cuando defina la materia que se desea proteger sin referencia a otra reivindicación 
anterior. Una reivindicación será dependiente cuando defina la materia que se desea proteger 
refiriéndose a una reivindicación anterior. Una reivindicación que se refiera a dos o más 
reivindicaciones anteriores se considerará una reivindicación dependiente múltiple.

Artículo 31.- El resumen consistirá en una síntesis de la divulgación técnica contenida en la 
solicitud de patente. Dicho resumen servirá sólo para fines de información técnica y no tendrá 
efecto alguno para interpretar el alcance de la protección conferida por la patente.

Artículo 32.- Ningún País Miembro exigirá, respecto de la solicitud de patente, requisitos de forma 
adicionales o distintos a los previstos en la presente Decisión.

Sin perjuicio de lo anterior, cuando durante la tramitación de la solicitud, la oficina nacional 
competente tuviese dudas razonables sobre algún elemento de la solicitud, podrá exigir que se 
presenten las pruebas necesarias.

Artículo 33.- Se considerará como fecha de presentación de la solicitud, la de su recepción por la 
oficina nacional competente, siempre que al momento de la recepción hubiera contenido al menos 
lo siguiente:

a) la indicación de que se solicita la concesión de una patente;

b) los datos de identificación del solicitante o de la persona que presenta la solicitud, o que 
permitan a la oficina nacional competente comunicarse con esa persona;

c) la descripción de la invención;

d) los dibujos, de ser éstos pertinentes; y,

e) el comprobante de pago de las tasas establecidas.

La ausencia de alguno de los requisitos enumerados en el presente artículo, ocasionará que la 
solicitud sea considerada por la oficina nacional competente como no admitida a trámite y no se le 
asignará fecha de presentación.

Artículo 34.- El solicitante de una patente podrá pedir que se modifique la solicitud en cualquier 
momento del trámite. La modificación no podrá implicar una ampliación de la protección que 
correspondería a la divulgación contenida en la solicitud inicial.

Del mismo modo, se podrá pedir la corrección de cualquier error material.

Artículo 35.- El solicitante de una patente de invención podrá pedir, en cualquier momento del 
trámite, que su solicitud se convierta en una solicitud de patente de modelo de utilidad. La 
conversión de la solicitud sólo procederá cuando la naturaleza de la invención lo permita.

La petición de conversión de una solicitud podrá presentarse sólo una vez. La solicitud convertida 
mantendrá la fecha de presentación de la solicitud inicial.

Las oficinas nacionales competentes podrán sugerir la conversión de la solicitud en cualquier 
momento del trámite, así como disponer el cobro de una tasa adicional para la presentación de las 
solicitudes de conversión.

El solicitante podrá aceptar o rechazar la propuesta, entendiéndose que si ésta es rechazada, se 
continuará la tramitación del expediente en la modalidad solicitada originalmente.

Artículo 36.- El solicitante podrá, en cualquier momento del trámite, dividir su solicitud en dos o 
más fraccionarias, pero ninguna de éstas podrá implicar una ampliación de la protección que 
corresponda a la divulgación contenida en la solicitud inicial.

La oficina nacional competente podrá, en cualquier momento del trámite, requerir al solicitante que 
divida la solicitud si ella no cumpliera con el requisito de unidad de invención.

Cada solicitud fraccionaria se beneficiará de la fecha de presentación y, en su caso, de la fecha de 
prioridad de la solicitud inicial.

En caso de haberse invocado prioridades múltiples o parciales, el solicitante o la oficina nacional 
competente, indicará la fecha o fechas de prioridad que corresponda a las materias que deberán 
quedar cubiertas por cada una de las solicitudes fraccionarias.

A efectos de la división de una solicitud, el solicitante consignará los documentos que fuesen 
necesarios para formar las solicitudes fraccionarias correspondientes.

Artículo 37.- El solicitante podrá, en cualquier momento del trámite, fusionar dos o más solicitudes 
en una sola, pero ello no podrá implicar una ampliación de la protección que correspondería a la 
divulgación contenida en las solicitudes iniciales.

No procederá la fusión cuando la solicitud fusionada comprendiera invenciones que no cumplen 
con el requisito de unidad de invención conforme al artículo 25.

La solicitud fusionada se beneficiará de la fecha de presentación y, en su caso, de la fecha o fechas 
de prioridad que correspondan a la materia contenida en las solicitudes iniciales.

CAPÍTULO IV

Del Trámite de la Solicitud

Artículo 38.- La oficina nacional competente examinará, dentro de los 30 días contados a partir de la 
fecha de presentación de la solicitud, si ésta cumple con los requisitos de forma previstos en los 
artículos 26 y 27.

Artículo 39.- Si del examen de forma resulta que la solicitud no contiene los requisitos establecidos 
en los artículos 26 y 27, la oficina nacional competente notificará al solicitante para que complete 
dichos requisitos dentro del plazo de dos meses siguientes a la fecha de notificación. A solicitud de 
parte dicho plazo será prorrogable por una sola vez, por un período igual, sin que pierda su 
prioridad.

Si a la expiración del término señalado, el solicitante no completa los requisitos indicados, la 
solicitud se considerará abandonada y perderá su prelación. Sin perjuicio de ello, la oficina nacional 
competente guardará la confidencialidad de la solicitud.

Artículo 40.- Transcurridos dieciocho meses contados a partir de la fecha de presentación de la 
solicitud en el País Miembro o cuando fuese el caso desde la fecha de prioridad que se hubiese 
invocado, el expediente tendrá carácter público y podrá ser consultado, y la oficina nacional 
competente ordenará la publicación de la solicitud de conformidad con las disposiciones 
nacionales.

No obstante lo establecido en el párrafo anterior, el solicitante podrá pedir que se publique la 
solicitud en cualquier momento siempre que se haya concluido el examen de forma. En tal caso, la 
oficina nacional competente ordenará su publicación.

Artículo 41.- Una solicitud de patente no podrá ser consultada por terceros antes de transcurridos 
dieciocho meses contados desde la fecha de su presentación, salvo que medie consentimiento 
escrito por parte del solicitante.

Cualquiera que pruebe que el solicitante de una patente ha pretendido hacer valer frente a él los 
derechos derivados de la solicitud, podrá consultar el expediente antes de su publicación aún sin 
consentimiento de aquél.

Artículo 42.- Dentro del plazo de sesenta días siguientes a la fecha de la publicación, quien tenga 
legítimo interés, podrá presentar por una sola vez, oposición fundamentada que pueda desvirtuar 
la patentabilidad de la invención.

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez, un plazo adicional 
de sesenta días para sustentar la oposición.

Las oposiciones temerarias podrán ser sancionadas si así lo disponen las normas nacionales.

Artículo 43.- Si se hubiere presentado oposición, la oficina nacional competente notificará al 
solicitante para que dentro de los sesenta días siguientes haga valer sus argumentaciones, presente 
documentos o redacte nuevamente las reivindicaciones o la descripción de la invención, si lo estima 
conveniente.

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez, un plazo adicional 
de sesenta días para la contestación.

Artículo 44.- Dentro del plazo de seis meses contados desde la publicación de la solicitud, 
independientemente que se hubieren presentado oposiciones, el solicitante deberá pedir que se 
examine si la invención es patentable. Los Países Miembros podrán cobrar una tasa para la 
realización de este examen. Si transcurriera dicho plazo sin que el solicitante hubiera pedido que se 
realice el examen, la solicitud caerá en abandono.

Artículo 45.- Si la oficina nacional competente encontrara que la invención no es patentable o que 
no cumple con alguno de los requisitos establecidos en esta Decisión para la concesión de la 
patente, lo notificará al solicitante. Este deberá responder a la notificación dentro del plazo de 
sesenta días contados a partir de la fecha de la notificación. Este plazo podrá ser prorrogado por 
una sola vez por un período de treinta días adicionales.

Cuando la oficina nacional competente estimara que ello es necesario para los fines del examen de 
patentabilidad, podrá notificar al solicitante dos o más veces conforme al párrafo precedente.

Si el solicitante no respondiera a la notificación dentro del plazo señalado, o si a pesar de la 
respuesta subsistieran los impedimentos para la concesión, la oficina nacional competente denegará 
la patente.

Artículo 46.- La oficina nacional competente podrá requerir el informe de expertos o de organismos 
científicos o tecnológicos que se consideren idóneos, para que emitan opinión sobre la 
patentabilidad de la invención. Asimismo, cuando lo estime conveniente, podrá requerir informes 
de otras oficinas de propiedad industrial.

De ser necesario, a efectos del examen de patentabilidad y a requerimiento de la oficina nacional 
competente, el solicitante proporcionará, en un plazo que no excederá de 3 meses, uno o más de los 
siguientes documentos relativos a una o más de las solicitudes extranjeras referidas total o 
parcialmente a la misma invención que se examina:

a) copia de la solicitud extranjera;

b) copia de los resultados de exámenes de novedad o de patentabilidad efectuados respecto a esa 
solicitud extranjera;

c) copia de la patente u otro título de protección que se hubiese concedido con base en esa solicitud 
extranjera;

d) copia de cualquier resolución o fallo por el cual se hubiese rechazado o denegado la solicitud 
extranjera; o,

e) copia de cualquier resolución o fallo por el cual se hubiese anulado o invalidado la patente u otro 
título de protección concedido con base en la solicitud extranjera.

La oficina nacional competente podrá reconocer los resultados de los exámenes referidos en el 
literal b) como suficientes para acreditar el cumplimiento de las condiciones de patentabilidad de la 
invención.

Si el solicitante no presentara los documentos requeridos dentro del plazo señalado en el presente 
artículo la oficina nacional competente denegará la patente.

Artículo 47.- A pedido del solicitante, la oficina nacional competente podrá suspender la 
tramitación de la solicitud de patente cuando algún documento que deba presentarse conforme a 
los literales b) y c) del artículo 46 aún no se hubiese obtenido o estuviese en trámite ante una 
autoridad extranjera.

Artículo 48.- Si el examen definitivo fuere favorable, se otorgará el título de la patente. Si fuere 
parcialmente favorable, se otorgará el título solamente para las reivindicaciones aceptadas. Si fuere 
desfavorable se denegará.

Artículo 49.- Para el orden y clasificación de las patentes, los Países Miembros utilizarán la 
Clasificación Internacional de Patentes de Invención establecida por el Arreglo de Estrasburgo 
relativo a la Clasificación Internacional de Patentes de 1971, con sus modificaciones vigentes.

CAPÍTULO V

De los Derechos que confiere la Patente

Artículo 50.- La patente tendrá un plazo de duración de veinte años contado a partir de la fecha de 
presentación de la respectiva solicitud en el País Miembro.

Artículo 51.- El alcance de la protección conferida por la patente estará determinado por el tenor de 
las reivindicaciones. La descripción y los dibujos, o en su caso, el material biológico depositado, 
servirán para interpretarlas.

Artículo 52.- La patente confiere a su titular el derecho de impedir a terceras personas que no 
tengan su consentimiento, realizar cualquiera de los siguientes actos:

a) cuando en la patente se reivindica un producto:

i) fabricar el producto;

ii) ofrecer en venta, vender o usar el producto; o importarlo para alguno de estos fines; y,

b) cuando en la patente se reivindica un procedimiento:

i) emplear el procedimiento; o

ii) ejecutar cualquiera de los actos indicados en el literal a) respecto a un producto obtenido 
directamente mediante el procedimiento.

Artículo 53.- El titular de la patente no podrá ejercer el derecho a que se refiere el artículo anterior 
respecto de los siguientes actos:

a) actos realizados en el ámbito privado y con fines no comerciales;

b) actos realizados exclusivamente con fines de experimentación, respecto al objeto de la invención 
patentada;

c) actos realizados exclusivamente con fines de enseñanza o de investigación científica o académica;

d) actos referidos en el artículo 5ter del Convenio de París para la Protección de la Propiedad 
Industrial;

e) cuando la patente proteja un material biológico excepto plantas, capaz de reproducirse, usarlo 
como base inicial para obtener un nuevo material viable, salvo que tal obtención requiera el uso 
repetido de la entidad patentada. 

Artículo 54.- La patente no dará el derecho de impedir a un tercero realizar actos de comercio 
respecto de un producto protegido por la patente, después de que ese producto se hubiese 
introducido en el comercio en cualquier país por el titular de la patente, o por otra persona con su 
consentimiento o económicamente vinculada a él.

A efectos del párrafo precedente, se entenderá que dos personas están económicamente vinculadas 
cuando una pueda ejercer directa o indirectamente sobre la otra, una influencia decisiva con 
respecto a la explotación de la patente o cuando un tercero pueda ejercer tal influencia sobre ambas 
personas.

Cuando la patente proteja material biológico capaz de reproducirse, la patente no se extenderá al 
material biológico obtenido por reproducción, multiplicación o propagación del material 
introducido en el comercio conforme al párrafo primero, siempre que la reproducción, 
multiplicación o propagación fuese necesaria para usar el material conforme a los fines para los 
cuales se introdujo en el comercio y que el material derivado de tal uso no se emplee para fines de 
multiplicación o propagación.

Artículo 55.- Sin perjuicio de las disposiciones sobre nulidad de la patente previstas en la presente 
Decisión, los derechos conferidos por la patente no podrán hacerse valer contra una tercera persona 
que, de buena fe y antes de la fecha de prioridad o de presentación de la solicitud sobre la que se 
concedió la patente, ya se encontraba utilizando o explotando la invención, o hubiere realizado 
preparativos efectivos o serios para hacerlo.

En tal caso, esa persona tendrá el derecho de iniciar o de continuar la utilización o explotación de la 
invención, pero este derecho sólo podrá cederse o transferirse junto con el establecimiento o la 
empresa en que se estuviese realizando tal utilización o explotación.

Artículo 56.- Una patente concedida o en trámite de concesión podrá ser transferida por acto entre 
vivos o por vía sucesoria.

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda transferencia de una patente concedida. 
La falta de registro ocasionará que la transferencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro, la transferencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una transferencia. 

Artículo 57.- El titular de una patente concedida o en trámite de concesión podrá dar licencia a uno 
o más terceros para la explotación de la invención respectiva. 

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda licencia de explotación de una patente 
concedida. La falta de registro ocasionará que la licencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro la licencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una licencia.

En caso exista algún cambio respecto al nombre o dirección del titular de la patente durante el plazo 
de vigencia del contrato de licencia, el titular del registro deberá informarlo a la oficina nacional 
competente. En caso contrario, cualquier notificación realizada conforme a los datos que figuren en 
el registro, se reputará válida.

Artículo 58.- La autoridad nacional competente no registrará los contratos de licencia para la 
explotación de patentes que no se ajusten a las disposiciones del Régimen Común de Tratamiento a 
los Capitales Extranjeros y sobre Marcas, Patentes, Licencias y Regalías, o que no se ajusten a las 
disposiciones comunitarias o nacionales sobre prácticas comerciales restrictivas de la libre 
competencia.

CAPÍTULO VI

De las Obligaciones del Titular de la Patente

Artículo 59.- El titular de la patente está obligado a explotar la invención patentada en cualquier 
País Miembro, directamente o a través de alguna persona autorizada por él.

Artículo 60.- A los efectos del presente Capítulo, se entenderá por explotación, la producción 
industrial del producto objeto de la patente o el uso integral del procedimiento patentado junto con 
la distribución y comercialización de los resultados obtenidos, de forma suficiente para satisfacer la 
demanda del mercado. También se entenderá por explotación la importación, junto con la 
distribución y comercialización del producto patentado, cuando ésta se haga de forma suficiente 
para satisfacer la demanda del mercado. Cuando la patente haga referencia a un procedimiento que 
no se materialice en un producto, no serán exigibles los requisitos de comercialización y 
distribución.

CAPÍTULO VII

Del régimen de Licencias Obligatorias

Artículo 61.- Vencido el plazo de tres años contados a partir de la concesión de la patente o de 
cuatro años contados a partir de la solicitud de la misma, el que resulte mayor, la oficina nacional 
competente, a solicitud de cualquier interesado, otorgará una licencia obligatoria principalmente 
para la producción industrial del producto objeto de la patente o el uso integral del procedimiento 
patentado, sólo si en el momento de su petición la patente no se hubiere explotado en los términos 
que establecen los artículos 59 y 60, en el País Miembro donde se solicite la licencia, o si la 
explotación de la invención hubiere estado suspendida por más de un año.

La licencia obligatoria no será concedida si el titular de la patente justifica su inacción con excusas 
legítimas, incluyendo razones de fuerza mayor o caso fortuito, de acuerdo con las normas internas 
de cada País Miembro.

Sólo se concederá licencia obligatoria cuando quien la solicite hubiere intentado previamente 
obtener una licencia contractual del titular de la patente, en términos y condiciones comerciales 
razonables y este intento no hubiere tenido efectos en un plazo prudencial.

Artículo 62.- La concesión de las licencias obligatorias a las que se refiere el artículo anterior, 
procederá previa notificación al titular de la patente, para que dentro de los sesenta días siguientes 
haga valer sus argumentaciones si lo estima conveniente.

La oficina nacional competente establecerá el alcance o extensión de la licencia, especificando en 
particular, el período por el cual se concede, el objeto de la licencia, el monto y las condiciones de la 
compensación económica. Esta compensación deberá ser adecuada, según las circunstancias 
propias de cada caso, considerando en especial el valor económico de la autorización.

La impugnación de la licencia obligatoria no impedirá la explotación ni ejercerá ninguna influencia 
en los plazos que estuvieren corriendo. Su interposición no impedirá al titular de la patente 
percibir, entre tanto, la compensación económica determinada por la oficina nacional competente, 
en la parte no reclamada.

Artículo 63.- A petición del titular de la patente o del licenciatario, las condiciones de las licencias 
obligatorias podrán ser modificadas por la oficina nacional competente cuando así lo justifiquen 
nuevos hechos y, en particular, cuando el titular de la patente conceda otra licencia en condiciones 
más favorables que las establecidas.

Artículo 64.- El licenciatario estará obligado a explotar la invención, dentro del plazo de dos años 
contados a partir de la fecha de concesión de la licencia, salvo que justifique su inacción por razones 
de caso fortuito o fuerza mayor. En caso contrario, a solicitud del titular de la patente, la oficina 
nacional competente revocará la licencia obligatoria.

Artículo 65.- Previa declaratoria de un País Miembro de la existencia de razones de interés público, 
de emergencia, o de seguridad nacional y sólo mientras estas razones permanezcan, en cualquier 
momento se podrá someter la patente a licencia obligatoria. En tal caso, la oficina nacional 
competente otorgará las licencias que se le soliciten. El titular de la patente objeto de la licencia será 
notificado cuando sea razonablemente posible.

La oficina nacional competente establecerá el alcance o extensión de la licencia obligatoria, 
especificando en particular, el período por el cual se concede, el objeto de la licencia, el monto y las 
condiciones de la compensación económica.

La concesión de una licencia obligatoria por razones de interés público, no menoscaba el derecho 
del titular de la patente a seguir explotándola.

Artículo 66.- De oficio o a petición de parte, la oficina nacional competente, previa calificación de la 
autoridad nacional en materia de libre competencia, otorgará licencias obligatorias cuando se 
presenten prácticas que afecten la libre competencia, en particular, cuando constituyan un abuso de 
la posición dominante en el mercado por parte del titular de la patente.

En estos casos, para determinar el importe de la compensación económica, se tendrá en cuenta la 
necesidad de corregir las prácticas anticompetitivas.

La oficina nacional competente denegará la revocación de la licencia obligatoria si resulta probable 
que las condiciones que dieron lugar a esa licencia se puedan repetir.

Artículo 67.- La oficina nacional competente otorgará licencia en cualquier momento, si ésta es 
solicitada por el titular de una patente, cuya explotación requiera necesariamente del empleo de 
otra, siempre y cuando dicho titular no haya podido obtener una licencia contractual en 
condiciones comerciales razonables. Dicha licencia estará sujeta, sin perjuicio de lo dispuesto en el 
artículo 68, a lo siguiente:

a) la invención reivindicada en la segunda patente ha de suponer un avance técnico importante de 
una importancia económica considerable con respecto a la invención reivindicada en la primera 
patente;

b) el titular de la primera patente tendrá derecho a una licencia cruzada en condiciones razonables 
para explotar la invención reivindicada en la segunda patente; y,

c) no podrá cederse la licencia de la primera patente sin la cesión de la segunda patente.

Artículo 68.- En adición de lo establecido en los artículos precedentes, las licencias obligatorias 
están sujetas a lo siguiente:

a) no serán exclusivas y no podrán concederse sublicencias;

b) sólo podrán transferirse con la parte de la empresa o de su activo intangible que permite su 
explotación industrial, debiendo constar por escrito y registrarse ante la oficina nacional 
competente. Caso contrario, no surtirá efectos legales;

c) podrán revocarse, a reserva de la protección adecuada de los intereses legítimos de las personas 
que han recibido autorización para las mismas, si las circunstancias que les dieron origen han 
desaparecido y no es probable que vuelvan a surgir;

d) el alcance y la duración se limitarán en función de los fines para los que se concedieran;

e) tratándose de patentes de invención que protegen tecnología de semiconductores, la licencia 
obligatoria sólo se autorizará para un uso público no comercial o para remediar o rectificar una 
práctica declarada contraria a la libre competencia por la autoridad nacional competente conforme 
al artículos 65 y 66;

f) contemplará una remuneración adecuada según las circunstancias de cada caso, habida cuenta 
del valor económico, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 66; y,

g) los usos sean para abastecer principalmente el mercado interno.

Artículo 69.- Las licencias obligatorias que no cumplan con las disposiciones del presente Capítulo 
no surtirán efecto legal alguno.

CAPÍTULO VIII

De los Actos Posteriores a la Concesión

Artículo 70.- El titular de una patente podrá pedir a la oficina nacional competente que se 
modifique la patente para consignar cualquier cambio en el nombre, dirección, domicilio u otros 
datos del titular o del inventor o para modificar o limitar el alcance de una o más de las 
reivindicaciones. Del mismo modo, podrá pedir la corrección de cualquier error material en la 
patente. 

Serán aplicables en lo pertinente, las disposiciones relativas a la modificación o corrección de una 
solicitud.

Artículo 71.- El titular de una patente podrá renunciar a una o más reivindicaciones de la patente o 
a la patente en su totalidad, mediante declaración dirigida a la oficina nacional competente. La 
renuncia surtirá efectos desde la fecha de recepción de la declaración respectiva.

Artículo 72.- El titular de una patente podrá dividirla en dos o más patentes fraccionarias. Serán 
aplicables en lo pertinente, las disposiciones relativas a la división de una solicitud. 

Artículo 73.- El titular asimismo, podrá fusionar dos o más patentes. Serán aplicables en lo 
pertinente, las disposiciones relativas a la fusión de una solicitud.

Artículo 74.- La oficina nacional competente podrá establecer el cobro de tasas para los actos 
realizados con posterioridad a la concesión de la patente.

CAPÍTULO IX

De la Nulidad de la Patente

Artículo 75.- La autoridad nacional competente decretará de oficio o a solicitud de cualquier 
persona y en cualquier momento, la nulidad absoluta de una patente, cuando:

a) el objeto de la patente no constituyese una invención conforme al artículo 15;

b) la invención no cumpliese con los requisitos de patentabilidad previstos en el artículo 14;

c) la patente se hubiese concedido para una invención comprendida en el artículo 20; 

d) la patente no divulgara la invención, de conformidad con el artículo 28, y de ser el caso el 
artículo 29;

e) las reivindicaciones incluidas en la patente no estuviesen enteramente sustentadas por la 
descripción;

f) la patente concedida contuviese una divulgación más amplia que en la solicitud inicial y ello 
implicase una ampliación de la protección;

g) de ser el caso, no se hubiere presentado la copia del contrato de acceso, cuando los productos o 
procedimientos cuya patente se solicita han sido obtenidos o desarrollados a partir de recursos 
genéticos o de sus productos derivados de los que cualquiera de los Países Miembros es país de 
origen;

h) de ser el caso, no se hubiere presentado la copia del documento que acredite la licencia o 
autorización de uso de los conocimientos tradicionales de las comunidades indígenas 
afroamericanas o locales de los Países Miembros, cuando los productos o procesos cuya protección 
se solicita han sido obtenidos o desarrollados a partir de dichos conocimientos de los que 
cualquiera de los Países Miembros es país de origen; o,

i) se configuren las causales de nulidad absoluta previstas en la legislación nacional para los actos 
administrativos.

Cuando las causales indicadas anteriormente sólo afectaren alguna de las reivindicaciones o partes 
de una reivindicación, la nulidad se declarará solamente con respecto a tales reivindicaciones o a 
tales partes de la reivindicación, según corresponda.

La patente, la reivindicación o aquella parte de una reivindicación que fuese declarada nula, se 
reputará nula y sin ningún valor desde la fecha de presentación de la solicitud de la patente.

Artículo 76.- Los vicios de los actos administrativos que no llegaren a producir la nulidad absoluta, 
de conformidad con el articulo precedente, quedarán afectados de nulidad relativa. En estos casos 
la autoridad nacional competente podrá declarar dicha anulación dentro de los cinco años 
siguientes contados a partir de la fecha de la concesión de la patente, de conformidad con la 
legislación nacional.

Artículo 77.- La autoridad nacional competente podrá anular una patente cuando se hubiese 
concedido a quien no tenía derecho a obtenerla. La acción de anulación sólo podrá ser iniciada por 
la persona a quien pertenezca el derecho a obtener la patente. Esta acción prescribirá a los cinco 
años contados desde la fecha de concesión de la patente o a los dos años contados desde la fecha en 
que la persona a quien pertenezca ese derecho tuvo conocimiento de la explotación de la invención 
en el país, aplicándose el plazo que venza primero.

Artículo 78.- La autoridad nacional competente para los casos de nulidad notificará al titular de la 
patente para que haga valer los argumentos y presente las pruebas que estime convenientes. 

Cuando en razón de la legislación interna de un País Miembro, dicha autoridad sea la oficina 
nacional competente, los argumentos y pruebas a que se refiere el artículo anterior, se presentarán 
dentro de los dos meses siguientes a la notificación.

Antes del vencimiento del plazo previsto en el artículo anterior, el interesado podrá solicitar una 
prórroga por 2 meses adicionales.

Vencidos los plazos a los que se refiere este artículo, la oficina nacional competente decidirá sobre 
la nulidad de la patente, lo cual notificará a las partes mediante resolución.

Artículo 79.- Cuando fuese necesario para resolver sobre la nulidad de una patente, la autoridad 
nacional competente podrá pedir al titular de la patente que presente uno o más de los documentos 
referidos en el artículo 46 relativos a la patente objeto del procedimiento.

CAPÍTULO X

De la Caducidad de la Patente

Artículo 80.- Para mantener vigente la patente o, en su caso, la solicitud de patente en trámite, 
deberá pagarse las tasas anuales, de conformidad con las disposiciones de la oficina nacional 
competente. Las anualidades deberán pagarse por años adelantados.

La fecha de vencimiento de cada anualidad será el último día del mes en que fue presentada la 
solicitud. Podrán pagarse dos o más tasas anuales por adelantado.

Una tasa anual podrá pagarse dentro de un plazo de gracia de seis meses contado desde la fecha de 
inicio del período anual correspondiente, pagando conjuntamente el recargo establecido. Durante el 
plazo de gracia, la patente o la solicitud de patente mantendrá su vigencia plena.

La falta de pago de una tasa anual conforme a este artículo producirá de pleno derecho la 
caducidad de la patente o de la solicitud de patente.

TÍTULO III

DE LOS MODELOS DE UTILIDAD

Artículo 81.- Se considera modelo de utilidad, a toda nueva forma, configuración o disposición de 
elementos, de algún artefacto, herramienta, instrumento, mecanismo u otro objeto o de alguna parte 
del mismo, que permita un mejor o diferente funcionamiento, utilización o fabricación del objeto 
que le incorpore o que le proporcione alguna utilidad, ventaja o efecto técnico que antes no tenía.

Los modelos de utilidad se protegerán mediante patentes.

Artículo 82.- No se considerarán modelos de utilidad: las obras plásticas, las de arquitectura, ni los 
objetos que tuvieran únicamente carácter estético.

No podrán ser objeto de una patente de modelo de utilidad, los procedimientos y las materias 
excluidas de la protección por la patente de invención.

Artículo 83.- El solicitante de una patente de modelo de utilidad podrá pedir que su solicitud se 
convierta en una solicitud de patente de invención o de registro de diseño industrial, siempre que la 
materia objeto de la solicitud inicial lo permita. A efectos de esto último deberá cumplirse con los 
requisitos establecidos en el artículo 35.

Artículo 84.- El plazo de duración del modelo de utilidad será de diez años contados desde la fecha 
de presentación de la solicitud en el respectivo País Miembro.

Artículo 85.- Son aplicables a las patentes de modelo de utilidad, las disposiciones sobre patentes de 
invención contenidas en la presente Decisión en lo que fuere pertinente, salvo en lo dispuesto con 
relación a los plazos de tramitación, los cuales se reducirán a la mitad. Sin perjuicio de lo anterior, el 
plazo establecido en el artículo 40 quedará reducido a doce meses.

TÍTULO IV

DE LOS ESQUEMAS DE TRAZADO DE CIRCUITOS INTEGRADOS

CAPÍTULO I

Definiciones

Artículo 86.- A efectos del presente Título se entenderá por: 

a) circuito integrado: un producto, en su forma final o intermedia, cuyos elementos, de los cuales al 
menos uno es un elemento activo y alguna o todas las interconexiones, forman parte integrante del 
cuerpo o de la superficie de una pieza de material, y que esté destinado a realizar una función 
electrónica;

b) esquema de trazado: la disposición tridimensional, expresada en cualquier forma, de los 
elementos, siendo al menos uno de éstos activo, e interconexiones de un circuito integrado, así 
como esa disposición tridimensional preparada para un circuito integrado destinado a ser 
fabricado.

CAPÍTULO II

De los Requisitos de Protección de los Esquemas de Trazado de Circuitos Integrados

Artículo 87.- Un esquema de trazado será protegido cuando fuese original. 

Un esquema de trazado será considerado original cuando resultara del esfuerzo intelectual propio 
de su creador y no fuese corriente en el sector de la industria de los circuitos integrados.

Cuando un esquema de trazado esté constituido por uno o más elementos corrientes en el sector de 
la industria de los circuitos integrados, se le considerará original si la combinación de tales 
elementos, como conjunto, cumple con esa condición. 

CAPÍTULO III

De los Titulares

Artículo 88.- El derecho al registro de un esquema de trazado de circuito integrado corresponde a 
su diseñador. Este derecho podrá ser transferido por acto entre vivos o por vía sucesoria.

En caso que el esquema hubiera sido diseñado por dos o más personas conjuntamente, el derecho a 
la protección les corresponderá en común.

Cuando el esquema se hubiese creado en cumplimiento de un contrato de obra o de servicio para 
ese fin, o en el marco de una relación laboral en la cual el diseñador tuviera esa función, el derecho 
a la protección corresponderá a la persona que contrató la obra o el servicio, o al empleador, salvo 
disposición contractual en contrario. 

CAPÍTULO IV

De la Solicitud de Registro

Artículo 89.- La solicitud para obtener un esquema de trazado de circuito integrado se presentará 
ante la oficina nacional competente y deberá contener lo siguiente:

a) el petitorio;

b) una copia o dibujo del esquema de trazado y, cuando el circuito integrado haya sido explotado 
comercialmente, una muestra de ese circuito integrado;

c) de ser el caso, una declaración indicando la fecha de la primera explotación comercial del circuito 
integrado, en cualquier lugar del mundo;

d) de ser el caso, una declaración indicando el año de la creación del circuito integrado;

e) una descripción que defina la función electrónica que debe realizar el circuito integrado que 
incorpora el esquema de trazado;

f) copia de toda solicitud de registro u otro título de protección que se hubiese presentado u 
obtenido en el extranjero por el mismo solicitante o su causante y que se refiera total o parcialmente 
al mismo esquema de trazado objeto de la solicitud presentada en el País Miembro;

g) los poderes que fuesen necesarios; y,

h) el comprobante de pago de la tasa establecida.

Artículo 90.- El petitorio de la solicitud de registro de esquema de trazado de circuito integrado 
estará contenido en un formulario y comprenderá lo siguiente:

a) el requerimiento de concesión del registro; 

b) el nombre y la dirección del solicitante;

c) la nacionalidad o domicilio del solicitante. Cuando éste fuese una persona jurídica, deberá 
indicarse el lugar de constitución;

d) el nombre y el domicilio del diseñador del esquema de trazado, cuando no fuese el mismo 
solicitante;

e) de ser el caso, el nombre y la dirección del representante legal del solicitante;

f) de ser el caso, la fecha, el número y la oficina de presentación de toda solicitud de registro u otro 
título de protección que se hubiese presentado u obtenido en el extranjero por el mismo solicitante 
o su causante y que se refiera total o parcialmente al mismo esquema de trazado objeto de la 
solicitud presentada en el País Miembro; y,

g) la firma del solicitante o de su representante legal.

Artículo 91.- Cuando el esquema de trazado cuyo registro se solicita incluyera algún secreto 
empresarial, el solicitante presentará, además de la representación gráfica requerida, una 
representación del esquema en la cual se hubiese omitido, borrado o desfigurado las partes que 
contuvieran ese secreto. Las partes restantes deberán ser suficientes para permitir en todo caso la 
identificación del esquema de trazado.

Artículo 92.- Se considerará como fecha de presentación de la solicitud, la de su recepción por la 
oficina nacional competente, siempre que al momento de la recepción hubiera contenido por lo 
menos los siguientes elementos:

a) una indicación expresa o implícita de que se solicita el registro de un esquema de trazado;

b) datos que permitan la identificación del solicitante o de la persona que presenta la solicitud, o 
que permitan a la oficina nacional competente comunicarse con esa persona;

c) una representación gráfica del esquema de trazado cuyo registro se solicita; y

d) el comprobante de pago de la tasa correspondiente.

La ausencia de alguno de los requisitos enumerados en el presente artículo, ocasionará que la 
solicitud sea considerada por la oficina nacional competente como no admitida a trámite y no se le 
asignará fecha de presentación.

CAPÍTULO V

Del Trámite de la Solicitud

Artículo 93.- La oficina nacional competente examinará si el objeto de la solicitud constituye un 
esquema de trazado conforme a la definición del artículo 86, y si la solicitud comprende los 
elementos indicados en los artículos 89, 90 y 91. La oficina nacional competente no examinará de 
oficio la originalidad del esquema de trazado, salvo que se presentara oposición fundamentada.

En caso de observarse alguna omisión o deficiencia, se notificará al solicitante para que efectúe la 
corrección necesaria dentro de un plazo de tres meses, bajo apercibimiento de considerarse 
abandonada la solicitud y archivarse de oficio. Si el solicitante no efectuara la corrección en el plazo 
señalado, la oficina nacional competente hará efectivo el apercibimiento mediante resolución 
fundamentada.

Artículo 94.- Efectuado el examen de la solicitud, la oficina nacional competente ordenará que se 
anuncie la solicitud mediante la publicación de un aviso en el órgano de publicidad oficial, a costa 
del interesado. 

Serán aplicables a la publicación del aviso las disposiciones pertinentes relativas a las solicitudes de 
patente de invención. 

Artículo 95.- Cualquier persona interesada podrá presentar a la oficina nacional competente 
oposición fundamentada, incluyendo informaciones o documentos, que fuesen útiles para 
determinar la registrabilidad de un esquema de trazado.

Serán aplicables a la oposición las disposiciones pertinentes relativas a las solicitudes de patente de 
invención.

Artículo 96.- Si se hubiesen cumplido los requisitos establecidos, la oficina nacional competente 
registrará el esquema de trazado, expedirá un certificado de registro que contendrá los datos 
incluidos en el registro correspondiente.

CAPÍTULO VI

De los Derechos que confiere el Registro

Artículo 97.- En caso que el esquema de trazado se hubiese explotado comercialmente en cualquier 
lugar del mundo, la solicitud de registro deberá presentarse ante la oficina nacional competente del 
País Miembro dentro de un plazo de dos años contado a partir de la fecha de la primera explotación 
comercial del esquema. Si la solicitud se presentara después de vencido ese plazo, el registro será 
denegado.

Un esquema de trazado que no se hubiese explotado comercialmente en ningún lugar del mundo 
sólo podrá registrarse si ello se solicita ante la oficina nacional competente del País Miembro dentro 
de un plazo de 15 años contado desde el último día del año en que se creó el esquema. Si la 
solicitud se presentara después de vencido ese plazo, el registro será denegado.

Artículo 98.- El derecho exclusivo sobre un esquema de trazado registrado tendrá una duración de 
diez años contados a partir de la más antigua de las siguientes fechas:

a) el último día del año en que se haya realizado la primera explotación comercial del esquema de 
trazado en cualquier lugar del mundo, o

b) la fecha en que se haya presentado la solicitud de registro ante la oficina nacional competente del 
respectivo País Miembro. 

La protección de un esquema de trazado registrado caducará en todo caso al vencer un plazo de 15 
años contado desde el último día del año en que se creó el esquema.

Artículo 99.- La protección se aplicará independientemente de que el circuito integrado que 
incorpora el esquema de trazado registrado se encuentre contenido en un artículo e 
independientemente de que el esquema de trazado se haya incorporado en un circuito integrado.

El registro de un esquema de trazado de circuito integrado confiere a su titular el derecho de 
impedir a terceras personas realizar cualquiera de los siguientes actos:

a) reproducir, por incorporación en un circuito integrado o de cualquier otro modo, el esquema de 
trazado protegido, en su totalidad o una parte del mismo que cumpla la condición de originalidad 
conforme al artículo 87;

b) comercializar, importar, ofrecer en venta, vender o distribuir de cualquier forma el esquema de 
trazado protegido, o un circuito integrado que incorpore ese esquema; o

c) comercializar, importar, ofrecer en venta, vender o distribuir de cualquier forma un artículo en el 
que se encuentre incorporado el circuito integrado protegido, sólo en la medida en que este siga 
conteniendo un esquema de trazado ilícitamente reproducido.

La protección conferida por el registro sólo atañe al esquema de trazado propiamente, y no 
comprende ningún concepto, proceso, sistema, técnica o información codificados o incorporados en 
el esquema de trazado.

Artículo 100.- El derecho conferido por el registro del esquema de trazado sólo podrá hacerse valer 
contra actos realizados con fines industriales o comerciales. El registro no confiere el derecho de 
impedir los siguientes actos:

a) actos realizados en el ámbito privado y con fines no comerciales;

b) actos realizados exclusivamente con fines de evaluación, análisis o experimentación;

c) actos realizados exclusivamente con fines de enseñanza o de investigación científica o académica;

d) actos referidos en el Artículo 5ter del Convenio de París para la Protección de la Propiedad 
Industrial.

Artículo 101.- El registro de un esquema de trazado no dará el derecho de impedir a un tercero 
realizar actos de comercio respecto de esquemas de trazado protegidos, de circuitos integrados que 
los incorporen o de artículos que contengan esos circuitos integrados después de que se hubiesen 
introducido en el comercio en cualquier país por el titular, o por otra persona con su 
consentimiento o económicamente vinculada a él.

A efectos del párrafo precedente, se entenderá que dos personas están económicamente vinculadas 
cuando una pueda ejercer directa o indirectamente sobre la otra una influencia decisiva con 
respecto a la explotación del esquema de trazado protegido, o cuando un tercero pueda ejercer tal 
influencia sobre ambas personas.

Artículo 102.- El titular del registro de un esquema de trazado no podrá impedir a un tercero 
realizar actos de explotación industrial o comercial relativos a un esquema de trazado creado por 
un tercero mediante la evaluación o el análisis del esquema de trazado protegido, siempre que el 
esquema de trazado así creado cumpla la condición de originalidad conforme al Artículo 87. 
Tampoco podrá impedir esos actos respecto de los circuitos integrados que incorporen el esquema 
de trazado así creado, ni de los artículos que incorporen tales circuitos integrados.

Artículo 103.- El titular del registro de un esquema de trazado no podrá impedir a un tercero 
realizar los actos mencionados en el artículo 99 respecto de otro esquema de trazado original creado 
independientemente por un tercero, aun cuando fuese idéntico.

Artículo 104.- No se considerará infracción de los derechos sobre un esquema de trazado registrado 
la realización de alguno de los actos referidos en el artículo 99 respecto de un circuito integrado que 
incorpore ilícitamente un esquema de trazado, o de un artículo que contenga tal circuito integrado, 
cuando la persona que los realizara no supiera, y no tuviera motivos razonables para saber, que ese 
esquema de trazado se había reproducido ilícitamente. Desde el momento en que esa persona fuese 
informada de la ilicitud del esquema de trazado, podrá continuar realizando esos actos respecto de 
los productos que aún tuviera en existencia o que hubiese pedido desde antes pero a petición del 
titular del registro deberá pagarle una compensación equivalente a una regalía razonable basada en 
la que correspondería pagar por una licencia contractual. 

Artículo 105.- Un registro de esquema de trazado concedido o en trámite de concesión podrá ser 
transferido por acto entre vivos o por vía sucesoria.

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda transferencia del registro de esquema 
de trazado. La falta de registro ocasionará que la transferencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro, la transferencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una transferencia.

CAPÍTULO VII

Del Régimen de Licencias

Artículo 106.- El titular de un registro de esquema de trazado concedido o en trámite de concesión 
podrá dar licencia a uno o más terceros para la explotación del esquema de trazado respectivo. 

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda licencia de explotación del esquema de 
trazado. La falta de registro ocasionará que la licencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro la licencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una licencia.

En caso exista algún cambio respecto al nombre o dirección del titular del registro de esquema de 
trazado durante el plazo de vigencia del contrato de licencia, el titular del registro deberá 
informarlo a la oficina nacional competente. En caso contrario, cualquier notificación realizada 
conforme a los datos que figuren en el registro, se reputará válida.

Artículo 107.- Por falta de explotación o por razón de interés público, en particular por razones de 
emergencia nacional, salud pública o seguridad nacional, o para remediar alguna práctica 
anticompetitiva, la autoridad competente podrá, a petición de una persona interesada o de una 
autoridad competente, disponer en cualquier tiempo:

a) que un esquema de trazado registrado o en trámite de registro sea usado o explotado industrial o 
comercialmente por una entidad estatal o por una o más personas de derecho público o privado 
designadas al efecto; o

b) que tal esquema de trazado quede abierto a la concesión de una o más licencias obligatorias, en 
cuyo caso la autoridad competente podrá conceder tal licencia a quien la solicite, con sujeción a las 
condiciones establecidas.

Serán aplicables a la concesión de una licencia obligatoria respecto de un esquema de trazado las 
condiciones establecidas para la concesión de licencias obligatorias respecto de patentes de 
invención. 

CAPÍTULO VIII

De la Nulidad del Registro

Artículo 108.- La autoridad nacional competente decretará de oficio o a solicitud de cualquier 
persona y en cualquier momento, la nulidad absoluta de un registro de un esquema de trazado, 
cuando:

a) el objeto del registro no constituyese un esquema de trazado conforme al artículo 86;

b) el registro no cumpliese con los requisitos de protección previstos en el artículo 87;

c) el registro se hubiese concedido para un esquema de trazado presentado después de vencido 
alguno de los plazos estipulados en el artículo 97; o,

d) se configuren las causales de nulidad absoluta previstas en la legislación nacional para los actos 
administrativos.

Cuando las causales indicadas anteriormente sólo afectaren a una parte del esquema de trazado 
registrado, la nulidad se declarará solamente con respecto a tal parte, según corresponda, quedando 
el registro vigente para las demás partes, siempre que ella en su conjunto cumpla con el requisito de 
originalidad previsto en el artículo 87. 

El esquema de trazado o la parte del mismo que fuese declarado nulo, se reputará nulo y sin 
ningún valor desde la fecha de presentación de la solicitud de registro.

Artículo 109.- Los vicios de los actos administrativos que no llegaren a producir la nulidad 
absoluta, de conformidad con el articulo precedente, quedarán afectados de nulidad relativa. En 
estos casos la autoridad nacional competente podrá declarar dicha anulación dentro de los cinco 
años siguientes contados a partir de la fecha de la concesión del registro, de conformidad con la 
legislación nacional.

Artículo 110.- La autoridad nacional competente podrá anular un registro de esquema de trazado 
cuando se hubiese concedido a quien no tenía derecho a obtenerlo. La acción de anulación sólo 
podrá ser iniciada por la persona a quien pertenezca el derecho a obtener el registro. Esta acción 
prescribirá a los cinco años contados desde la fecha de concesión del registro o a los dos años 
contados desde la fecha en que la persona a quien pertenezca ese derecho tuvo conocimiento de la 
comercialización del producto que incorpora el esquema de trazado en el País Miembro, 
aplicándose el plazo que venza primero.

Artículo 111.- La autoridad nacional competente para los casos de nulidad notificará al titular del 
registro para que haga valer los argumentos y presente las pruebas que estime convenientes.

Cuando en razón de la legislación interna de un País Miembro, dicha autoridad sea la oficina 
nacional competente, los argumentos y pruebas a que se refiere el artículo anterior, se presentarán 
dentro de los dos meses siguientes a la notificación.

Antes del vencimiento del plazo previsto en el artículo anterior, el interesado podrá solicitar una 
prórroga por 2 meses adicionales.

Vencidos los plazos a los que se refiere este artículo, la oficina nacional competente decidirá sobre 
la nulidad del registro, lo cual notificará a las partes mediante resolución.

Artículo 112.- Cuando fuese necesario para resolver sobre la nulidad de un registro, la autoridad 
nacional competente podrá pedir al titular del registro que presente uno o más de los documentos 
referidos en el artículo 89 relativos al registro objeto del procedimiento.

TÍTULO V

DE LOS DISEÑOS INDUSTRIALES

CAPÍTULO I

De los Requisitos para la Protección

Artículo 113.- Se considerará como diseño industrial la apariencia particular de un producto que 
resulte de cualquier reunión de líneas o combinación de colores, o de cualquier forma externa 
bidimensional o tridimensional, línea, contorno, configuración, textura o material, sin que cambie el 
destino o finalidad de dicho producto.

Artículo 114.- El derecho al registro de un diseño industrial pertenece al diseñador. Este derecho 
podrá ser transferido por acto entre vivos o por vía sucesoria. 

Los titulares del registro podrán ser personas naturales o jurídicas.

Si varias personas hicieran conjuntamente un diseño industrial, el derecho al registro corresponde 
en común a todas ellas.

Si varias personas hicieran el mismo diseño industrial, independientemente unas de otras, el 
registro se concederá a aquella o a su causahabiente que primero presente la solicitud 
correspondiente o que invoque la prioridad de fecha más antigua.

Artículo 115.- Serán registrables diseños industriales que sean nuevos.

Un diseño industrial no es nuevo si antes de la fecha de la solicitud o de la fecha de prioridad 
válidamente invocada, se hubiere hecho accesible al público, en cualquier lugar o momento, 
mediante su descripción, utilización, comercialización o por cualquier otro medio.

Un diseño industrial no es nuevo por el mero hecho que presente diferencias secundarias con 
respecto a realizaciones anteriores o porque se refiera a otra clase de productos distintos a dichas 
realizaciones.

Artículo 116.- No serán registrables:

a) los diseños industriales cuya explotación comercial en el territorio del País Miembro en que se 
solicita el registro deba impedirse necesariamente para proteger a la moral o al orden público. A 
estos efectos la explotación comercial de un diseño industrial no se considerará contraria a la moral 
o al orden público sólo por razón de existir una disposición legal o administrativa que prohiba o 
que regule dicha explotación;

b) los diseños industriales cuya apariencia estuviese dictada enteramente por consideraciones de 
orden técnico o por la realización de una función técnica, que no incorpore ningún aporte arbitrario 
del diseñador; y, 

c) los diseños industriales que consista únicamente en una forma cuya reproducción exacta fuese 
necesaria para permitir que el producto que incorpora el diseño sea montado mecánicamente o 
conectado con otro producto del cual forme parte. Esta prohibición no se aplicará tratándose de 
productos en los cuales el diseño radique en una forma destinada a permitir el montaje o la 
conexión múltiple de los productos o su conexión dentro de un sistema modular.

CAPÍTULO II

Del Procedimiento de Registro

Artículo 117.- La solicitud de registro de un diseño industrial se presentará ante la oficina nacional 
competente y deberá contener:

a) el petitorio;

b) la representación gráfica o fotográfica del diseño industrial. Tratándose de diseños 
bidimensionales incorporados en un material plano, la representación podrá sustituirse con una 
muestra del producto que incorpora el diseño;

c) los poderes que fuesen necesarios;

d) el comprobante del pago de las tasas establecidas;

e) de ser el caso, la copia del documento en el que conste la cesión del derecho al registro de diseño 
industrial al solicitante; y,

f) de ser el caso, la copia de toda solicitud de registro de diseño industrial u otro título de protección 
que se hubiese presentado u obtenido en el extranjero por el mismo solicitante o su causante y que 
se refiera al mismo diseño reivindicado en la solicitud presentada en el País Miembro.

Artículo 118.- El petitorio de la solicitud de registro de diseño industrial estará contenido en un 
formulario y comprenderá lo siguiente:

a) el requerimiento de registro del diseño industrial;

b) el nombre y la dirección del solicitante;

c) la nacionalidad o domicilio del solicitante. Cuando éste fuese una persona jurídica, deberá 
indicarse el lugar de constitución;

d) la indicación del tipo o género de productos a los cuales se aplicará el diseño y de la clase y 
subclase de estos productos;

e) el nombre y el domicilio del diseñador, cuando no fuese el mismo solicitante;

f) de ser el caso, la fecha, el número y la indicación de la oficina de presentación de toda solicitud de 
registro de diseño industrial u otro título de protección que se hubiese presentado u obtenido en el 
extranjero por el mismo solicitante o su causante y que se refiera al mismo diseño reivindicado en la 
solicitud presentada en el País Miembro;

g) de ser el caso, el nombre y la dirección del representante legal del solicitante; y, 

h) la firma del solicitante o de su representante legal.

Artículo 119.- Se considerará como fecha de presentación de la solicitud, la de su recepción por la 
oficina nacional competente, siempre que al momento de la recepción hubiera contenido por lo 
menos los siguientes elementos:

a) la indicación de que se solicita el registro de un diseño industrial;

b) datos de identificación del solicitante o de la persona que presenta la solicitud y que permitan a 
la oficina nacional competente comunicarse con esa persona;

c) la representación gráfica y fotográfica del diseño industrial. Tratándose de diseños 
bidimensionales incorporados en un material plano, la representación podrá sustituirse por una 
muestra del material que incorpora el diseño; y,

d) el comprobante de pago de las tasas establecidas.

La ausencia de alguno de los requisitos enumerados en el presente artículo, ocasionará que la 
solicitud sea considerada por la oficina nacional competente como no admitida a trámite y no se le 
asignará fecha de presentación.

Artículo 120.- La oficina nacional competente examinará, dentro de los 15 días contados a partir de 
la fecha de presentación de la solicitud, si las mismas cumplen con los requisitos de forma previstos 
en los artículos 117 y 118.

Si del examen de forma resulta que la solicitud no contiene los requisitos a los que hace referencia el 
párrafo precedente, la oficina nacional competente notificará al solicitante para que complete dichos 
requisitos dentro del plazo de treinta días siguiente a la fecha de notificación. A solicitud de parte, 
dicho plazo será prorrogable por una sola vez y por un período igual, sin que pierda su prioridad.

Si a la expiración del término señalado, el solicitante no completa los requisitos indicados, la 
solicitud se considerará abandonada y perderá su prelación. Sin perjuicio de ello, la oficina nacional 
competente guardará la confidencialidad de la solicitud.

Artículo 121.- Si la solicitud cumple con los requisitos establecidos, la oficina nacional competente 
ordenará su publicación.

Artículo 122.- Dentro del plazo de treinta días siguientes a la fecha de la publicación, quien tenga 
legítimo interés, podrá presentar por una sola vez, oposición fundamentada que pueda desvirtuar 
el registro del diseño industrial. 

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez, un plazo adicional 
de treinta días para sustentar la oposición. 

Las oposiciones temerarias podrán ser sancionadas si así lo disponen las normas nacionales.

Artículo 123.- Si se hubiere presentado oposición, la oficina nacional competente notificará al 
solicitante para que dentro de los treinta días siguientes haga valer sus argumentaciones o presente 
documentos, si lo estima conveniente. 

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará un plazo adicional de treinta días para 
la contestación.

Artículo 124.- Vencido el plazo establecido en el artículo precedente, o si no se hubiese presentado 
oposición, la oficina nacional competente examinará si el objeto de la solicitud se ajusta a lo 
establecido en los artículos 113 y 116.

La oficina nacional competente no realizará de oficio ningún examen de novedad de la solicitud, 
salvo que se presentara una oposición sustentada en un derecho anterior vigente o en la falta de 
novedad del diseño industrial.

Sin perjuicio de ello, cuando el diseño industrial carezca manifiestamente de novedad, la oficina 
nacional competente podrá denegar de oficio la solicitud.

Artículo 125.- Una solicitud de registro de diseño industrial no podrá ser consultada por terceros 
antes de culminado el plazo para que se ordene la publicación, salvo que medie consentimiento 
escrito por parte del solicitante. 

Cualquiera que pruebe que el solicitante de un registro de diseño industrial ha pretendido hacer 
valer frente a él los derechos derivados de la solicitud, podrá consultar el expediente aún antes de 
su publicación aún sin consentimiento de aquél.

Artículo 126.- Cumplidos los requisitos establecidos, la oficina nacional competente concederá el 
registro del diseño industrial y expedirá a su titular el certificado correspondiente. Si tales 
requisitos no se cumplieran, la oficina nacional competente denegará el registro.

Artículo 127.- Para el orden y clasificación de los diseños industriales, los Países Miembros 
utilizarán la Clasificación Internacional para los Dibujos y Modelos Industriales establecida por el 
Arreglo de Locarno de 8 de octubre de 1968, con sus modificaciones vigentes.

CAPÍTULO III

De los Derechos que confiere el Registro

Artículo 128.- El registro de un diseño industrial tendrá una duración de diez años, contados desde 
la fecha de presentación de la solicitud en el País Miembro.

Artículo 129.- El registro de un diseño industrial conferirá a su titular el derecho a excluir a terceros 
de la explotación del correspondiente diseño. En tal virtud, el titular del registro tendrá derecho a 
actuar contra cualquier tercero que sin su consentimiento fabrique, importe, ofrezca, introduzca en 
el comercio o utilice comercialmente productos que incorporen o reproduzcan el diseño industrial.

El registro también confiere el derecho de actuar contra quien produzca o comercialice un producto 
cuyo diseño sólo presente diferencias secundarias con respecto al diseño protegido o cuya 
apariencia sea igual a ésta.

Artículo 130.- La protección conferida a un diseño industrial no se extenderá a los elementos o 
características del diseño dictados enteramente por consideraciones de orden técnico o por la 
realización de una función técnica, que no incorporen ningún aporte arbitrario del diseñador.

La protección conferida a un diseño industrial no comprenderá aquellos elementos o características 
cuya reproducción exacta fuese necesaria para permitir que el producto que incorpora el diseño sea 
montado mecánicamente o conectado con otro producto del cual forme parte. Esta limitación no se 
aplicará tratándose de productos en los cuales el diseño radica en una forma destinada a permitir el 
montaje o la conexión múltiple de los productos, o su conexión dentro de un sistema modular.

Artículo 131.- El registro de un diseño industrial no dará el derecho de impedir a un tercero realizar 
actos de comercio respecto de un producto que incorpore o reproduzca ese diseño, después de que 

ese producto se hubiese introducido en el comercio en cualquier país por su titular o por otra 
persona con su consentimiento o económicamente vinculada a él.

A efectos del párrafo precedente, se entenderá que dos personas están económicamente vinculadas 
cuando una pueda ejercer directa o indirectamente sobre la otra una influencia decisiva con 
respecto a la explotación del diseño industrial, o cuando un tercero pueda ejercer tal influencia 
sobre ambas personas.

Artículo 132.- La autoridad nacional competente decretará de oficio o a solicitud de cualquier 
persona y en cualquier momento, la nulidad absoluta de un registro de diseño industrial, cuando:

a) el objeto del registro no constituyese un diseño industrial conforme lo previsto en el artículo 113;

b) el diseño industrial no cumpliese con los requisitos de protección conforme a lo previsto en el 
artículo 115;

c) el registro se hubiese concedido para una materia excluida de protección como diseño industrial 
conforme a lo previsto en el artículo 116; o,

d) se configuren las causales de nulidad absoluta previstas en la legislación nacional para los actos 
administrativos.

Artículo 133.- Serán aplicables a los diseños industriales las disposiciones de los artículos 17, 34, 53 
literales a), b), c) y d), 56, 57, 70, 74, 76, 77, 78 y 79.

TÍTULO VI

DE LAS MARCAS

CAPÍTULO I

De los Requisitos para el Registro de Marcas

Artículo 134.- A efectos de este régimen constituirá marca cualquier signo que sea apto para 
distinguir productos o servicios en el mercado. Podrán registrarse como marcas los signos 
susceptibles de representación gráfica. La naturaleza del producto o servicio al cual se ha de aplicar 
una marca en ningún caso será obstáculo para su registro.

Podrán constituir marcas, entre otros, los siguientes signos:

a) las palabras o combinación de palabras;

b) las imágenes, figuras, símbolos, gráficos, logotipos, monogramas, retratos, etiquetas, emblemas y 
escudos; 

c) los sonidos y los olores;

d) las letras y los números;

e) un color delimitado por una forma, o una combinación de colores;

f) la forma de los productos, sus envases o envolturas;

g) cualquier combinación de los signos o medios indicados en los apartados anteriores.

Artículo 135.- No podrán registrarse como marcas los signos que:

a) no puedan constituir marca conforme al primer párrafo del artículo anterior;

b) carezcan de distintividad;

c) consistan exclusivamente en formas usuales de los productos o de sus envases, o en formas o 
características impuestas por la naturaleza o la función de dicho producto o del servicio de que se 
trate;

d) consistan exclusivamente en formas u otros elementos que den una ventaja funcional o técnica al 
producto o al servicio al cual se aplican;

e) consistan exclusivamente en un signo o indicación que pueda servir en el comercio para describir 
la calidad, la cantidad, el destino, el valor, la procedencia geográfica, la época de producción u otros 
datos, características o informaciones de los productos o de los servicios para los cuales ha de 
usarse dicho signo o indicación, incluidas las expresiones laudatorias referidas a esos productos o 
servicios;

f) consistan exclusivamente en un signo o indicación que sea el nombre genérico o técnico del 
producto o servicio de que se trate;

g) consistan exclusivamente o se hubieran convertido en una designación común o usual del 
producto o servicio de que se trate en el lenguaje corriente o en la usanza del país;

h) consistan en un color aisladamente considerado, sin que se encuentre delimitado por una forma 
específica;

i) puedan engañar a los medios comerciales o al público, en particular sobre la procedencia 
geográfica, la naturaleza, el modo de fabricación, las características, cualidades o aptitud para el 
empleo de los productos o servicios de que se trate;

j) reproduzcan, imiten o contengan una denominación de origen protegida para los mismos 
productos o para productos diferentes, cuando su uso pudiera causar un riesgo de confusión o de 
asociación con la denominación; o implicase un aprovechamiento injusto de su notoriedad;

k) contengan una denominación de origen protegida para vinos y bebidas espirituosas;

l) consistan en una indicación geográfica nacional o extranjera susceptible de inducir a confusión 
respecto a los productos o servicios a los cuales se aplique; 

m) reproduzcan o imiten , sin permiso de las autoridades competentes, bien sea como marcas, bien 
como elementos de las referidas marcas, los escudos de armas, banderas, emblemas, signos y 
punzones oficiales de control y de garantía de los Estados y toda imitación desde el punto de vista 
heráldico, así como los escudos de armas, banderas y otros emblemas, siglas o denominaciones de 
cualquier organización internacional;

n) reproduzcan o imiten signos de conformidad con normas técnicas, a menos que su registro sea 
solicitado por el organismo nacional competente en normas y calidades en los Países Miembros;

o) reproduzcan, imiten o incluyan la denominación de una variedad vegetal protegida en un País 
Miembro o en el extranjero, si el signo se destinara a productos o servicios relativos a esa variedad o 
su uso fuere susceptible de causar confusión o asociación con la variedad; o

p) sean contrarios a la ley, a la moral, al orden público o a las buenas costumbres;

No obstante lo previsto en los literales b), e), f), g) y h), un signo podrá ser registrado como marca si 
quien solicita el registro o su causante lo hubiese estado usando constantemente en el País Miembro 
y, por efecto de tal uso, el signo ha adquirido aptitud distintiva respecto de los productos o 
servicios a los cuales se aplica.

Artículo 136.- No podrán registrarse como marcas aquellos signos cuyo uso en el comercio afectara 
indebidamente un derecho de tercero, en particular cuando: 

a) sean idénticos o se asemejen, a una marca anteriormente solicitada para registro o registrada por 
un tercero, para los mismos productos o servicios, o para productos o servicios respecto de los 
cuales el uso de la marca pueda causar un riesgo de confusión o de asociación;

b) sean idénticos o se asemejen a un nombre comercial protegido, o, de ser el caso, a un rótulo o 
enseña, siempre que dadas las circunstancias, su uso pudiera originar un riesgo de confusión o de 
asociación;

c) sean idénticos o se asemejen a un lema comercial solicitado o registrado, siempre que dadas las 
circunstancias, su uso pudiera originar un riesgo de confusión o de asociación;

d) sean idénticos o se asemejen a un signo distintivo de un tercero, siempre que dadas las 
circunstancias su uso pudiera originar un riesgo de confusión o de asociación, cuando el solicitante 
sea o haya sido un representante, un distribuidor o una persona expresamente autorizada por el 
titular del signo protegido en el País Miembro o en el extranjero;

e) consistan en un signo que afecte la identidad o prestigio de personas jurídicas con o sin fines de 
lucro, o personas naturales, en especial, tratándose del nombre, apellido, firma, título, hipocorístico, 
seudónimo, imagen, retrato o caricatura de una persona distinta del solicitante o identificada por el 
sector pertinente del público como una persona distinta del solicitante, salvo que se acredite el 
consentimiento de esa persona o, si hubiese fallecido, el de quienes fueran declarados sus 
herederos;

f) consistan en un signo que infrinja el derecho de propiedad industrial o el derecho de autor de un 
tercero, salvo que medie el consentimiento de éste;

g) consistan en el nombre de las comunidades indígenas, afroamericanas o locales, o las 
denominaciones, las palabras, letras, caracteres o signos utilizados para distinguir sus productos, 
servicios o la forma de procesarlos, o que constituyan la expresión de su cultura o práctica, salvo 
que la solicitud sea presentada por la propia comunidad o con su consentimiento expreso; y,

h) constituyan una reproducción, imitación, traducción, transliteración o transcripción, total o 
parcial, de un signo distintivo notoriamente conocido cuyo titular sea un tercero, cualesquiera que 

sean los productos o servicios a los que se aplique el signo, cuando su uso fuese susceptible de 
causar un riesgo de confusión o de asociación con ese tercero o con sus productos o servicios; un 
aprovechamiento injusto del prestigio del signo; o la dilución de su fuerza distintiva o de su valor 
comercial o publicitario.

Artículo 137.- Cuando la oficina nacional competente tenga indicios razonables que le permitan 
inferir que un registro se hubiese solicitado para perpetrar, facilitar o consolidar un acto de 
competencia desleal, podrá denegar dicho registro.

CAPÍTULO II

Del Procedimiento de Registro

Artículo 138.- La solicitud de registro de una marca se presentará ante la oficina nacional 
competente y deberá comprender una sola clase de productos o servicios y cumplir con los 
siguientes requisitos:

a) el petitorio;

b) la reproducción de la marca, cuando se trate de una marca denominativa con grafía, forma o 
color, o de una marca figurativa, mixta o tridimensional con o sin color;

c) los poderes que fuesen necesarios;

d) el comprobante de pago de las tasas establecidas;

e) las autorizaciones requeridas en los casos previstos en los artículos 135 y 136, cuando fuese 
aplicable; y

f) de ser el caso, el certificado de registro en el país de origen expedido por la autoridad que lo 
otorgó y, de estar previsto en la legislación interna, del comprobante de pago de la tasa establecida, 
cuando el solicitante deseara prevalerse del derecho previsto en el Artículo 6quinquies del 
Convenio de París.

Artículo 139.- El petitorio de la solicitud de registro de marca estará contenido en un formulario y 
comprenderá lo siguiente:

a) el requerimiento de registro de marca;

b) el nombre y la dirección del solicitante;

c) la nacionalidad o domicilio del solicitante. Cuando éste fuese una persona jurídica, deberá 
indicarse el lugar de constitución;

d) de ser el caso, el nombre y la dirección del representante legal del solicitante;

e) la indicación de la marca que se pretende registrar, cuando se trate de una marca puramente 
denominativa, sin grafía, forma o color;

f) la indicación expresa de los productos o servicios para los cuales se solicita el registro de la 
marca;

g) la indicación de la clase a la cual corresponden los productos o servicios; y, 

h) la firma del solicitante o de su representante legal.

Artículo 140.- Se considerará como fecha de presentación de la solicitud, la de su recepción por la 
oficina nacional competente, siempre que al momento de la recepción hubiera contenido por lo 
menos lo siguiente:

a) la indicación que se solicita el registro de una marca;

b) los datos de identificación del solicitante o de la persona que presenta la solicitud, o que 
permitan a la oficina nacional competente comunicarse con esa persona;

c) la marca cuyo registro se solicita, o una reproducción de la marca tratándose de marcas 
denominativas con grafía, forma o color especiales, o de marcas figurativas, mixtas o 
tridimensionales con o sin color;

d) la indicación expresa de los productos o servicios para los cuales desea proteger la marca; y, 

e) el comprobante de pago de las tasas establecidas.

La ausencia de alguno de los requisitos enumerados en el presente artículo, ocasionará que la 
solicitud sea considerada por la oficina nacional competente como no admitida a trámite y no se le 
asignará fecha de presentación.

Artículo 141.- Se podrá invocar como fecha de presentación de una solicitud de registro de marca 
aquella en que dicha marca haya distinguido productos o servicios en una exposición reconocida 
oficialmente y realizada en cualquier país, siempre que sea solicitada dentro de los seis meses 
contados a partir del día en que tales productos o servicios se exhibieran por primera vez con dicha 
marca. En ese caso, se podrá tener por presentada la solicitud desde la fecha de exhibición. 

Los hechos a que se refiere el presente artículo se acreditarán con una certificación expedida por la 
autoridad competente de la exposición, en la cual se mencionará la fecha en que la marca se utilizó 
por primera vez con relación a los productos o servicios de que se trate.

Artículo 142.- Cuando el solicitante deseara prevalerse del derecho previsto en el 
Artículo 6quinquies del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, deberá 
presentar el certificado de registro de la marca en el país de origen dentro del plazo de tres meses 
siguientes a la fecha de presentación de la solicitud.

Artículo 143.- El solicitante de un registro de marca podrá pedir que se modifique la solicitud en 
cualquier momento del trámite. Del mismo modo podrá pedir la corrección de cualquier error 
material.

Asimismo, la oficina nacional competente podrá sugerir al solicitante modificaciones a la solicitud 
en cualquier momento del trámite. Dicha propuesta de modificación se tramitará de conformidad 
con lo establecido en el artículo 144.

En ningún caso la modificación podrá implicar el cambio de aspectos sustantivos del signo o la 
ampliación de los productos o servicios señalados inicialmente en la solicitud. 

Si las normas nacionales lo permiten, se podrán establecer tasas para la solicitud de modificación.

Artículo 144.- La oficina nacional competente examinará, dentro de los 15 días contados a partir de 
la fecha de presentación de la solicitud, si las mismas cumplen con los requisitos de forma previstos 
en los artículos 135 y 136.

Si del examen de forma resulta que la solicitud no contiene los requisitos a los que hace referencia el 
párrafo precedente, la oficina nacional competente notificará al solicitante para que complete dichos 
requisitos dentro del plazo de sesenta días siguientes a la fecha de notificación.

Si a la expiración del término señalado, el solicitante no completa los requisitos indicados, la 
solicitud se considerará abandonada y perderá su prelación. 

Artículo 145.- Si la solicitud de registro reúne los requisitos formales establecidos en el presente 
Capítulo, la oficina nacional competente ordenará la publicación.

Artículo 146.- Dentro del plazo de treinta días siguientes a la fecha de la publicación, quien tenga 
legítimo interés, podrá presentar, por una sola vez, oposición fundamentada que pueda desvirtuar 
el registro de la marca. 

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez un plazo adicional 
de treinta días para presentar las pruebas que sustenten la oposición. 

Las oposiciones temerarias podrán ser sancionadas si así lo disponen las normas nacionales.

No procederán oposiciones contra la solicitud presentada, dentro de los seis meses posteriores al 
vencimiento del plazo de gracia a que se refiere el artículo 153, si tales oposiciones se basan en 
marcas que hubieren coexistido con la solicitada.

Artículo 147.- A efectos de lo previsto en el artículo anterior, se entenderá que también tienen 
legítimo interés para presentar oposiciones en los demás Países Miembros, tanto el titular de una 
marca idéntica o similar para productos o servicios, respecto de los cuales el uso de la marca pueda 
inducir al público a error, como quien primero solicitó el registro de esa marca en cualquiera de los 
Países Miembros. En ambos casos, el opositor deberá acreditar su interés real en el mercado del País 
Miembro donde interponga la oposición, debiendo a tal efecto solicitar el registro de la marca al 
momento de interponerla.

La interposición de una oposición con base en una marca previamente registrada en cualquiera de 
los Países Miembros de conformidad con lo dispuesto en este artículo, facultará a la oficina nacional 
competente a denegar el registro de la segunda marca.

La interposición de una oposición con base en una solicitud de registro de marca previamente 
presentada en cualquiera de los Países Miembros de conformidad con lo dispuesto en este artículo, 
acarreará la suspensión del registro de la segunda marca, hasta tanto el registro de la primera sea 
conferido. En tal evento será de aplicación lo dispuesto en el párrafo precedente.

Artículo 148.- Si se hubiere presentado oposición, la oficina nacional competente notificará al 
solicitante para que dentro de los treinta días siguientes haga valer sus argumentaciones y presente 
pruebas, si lo estima conveniente. 

A solicitud de parte, la oficina nacional competente otorgará, por una sola vez, un plazo adicional 
de treinta días para presentar las pruebas que sustenten la contestación. 

Artículo 149.- La oficina nacional competente no considerará admitidas a trámite las oposiciones 
que estén comprendidas en alguno de los siguientes casos:

a) que se presenten sin indicar los datos esenciales relativos al opositor y a la solicitud contra la cual 
se interpone la oposición;

b) que la oposición fuere presentada extemporáneamente;

c) que no haya pagado las tasas de tramitación correspondientes.

Artículo 150.- Vencido el plazo establecido en el artículo 148, o si no se hubiesen presentado 
oposiciones, la oficina nacional competente procederá a realizar el examen de registrabilidad. En 
caso se hubiesen presentado oposiciones, la oficina nacional competente se pronunciará sobre éstas 
y sobre la concesión o denegatoria del registro de la marca mediante resolución.

Artículo 151.- Para clasificar los productos y los servicios a los cuales se aplican las marcas, los 
Países Miembros utilizarán la Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro 
de las Marcas, establecida por el Arreglo de Niza del 15 de junio de 1957, con sus modificaciones 
vigentes.

Las clases de la Clasificación Internacional referida en el párrafo anterior no determinarán la 
similitud ni la disimilitud de los productos o servicios indicados expresamente.

CAPÍTULO III

De los Derechos y Limitaciones conferidos por la Marca

Artículo 152.- El registro de una marca tendrá una duración de diez años contados a partir de la 
fecha de su concesión y podrá renovarse por períodos sucesivos de diez años.

Artículo 153.- El titular del registro, o quien tuviere legítimo interés, deberá solicitar la renovación 
del registro ante la oficina nacional competente, dentro de los seis meses anteriores a la expiración 
del registro. No obstante, tanto el titular del registro como quien tuviere legítimo interés gozarán de 
un plazo de gracia de seis meses, contados a partir de la fecha de vencimiento del registro, para 
solicitar su renovación. A tal efecto acompañará los comprobantes de pago de las tasas establecidas, 
pagando conjuntamente el recargo correspondiente si así lo permiten las normas internas de los 
Países Miembros. Durante el plazo referido, el registro de marca mantendrá su plena vigencia.

A efectos de la renovación no se exigirá prueba de uso de la marca y se renovará de manera 
automática, en los mismos términos del registro original. Sin embargo, el titular podrá reducir o 
limitar los productos o servicios indicados en el registro original.

Artículo 154.- El derecho al uso exclusivo de una marca se adquirirá por el registro de la misma 
ante la respectiva oficina nacional competente.

Artículo 155.- El registro de una marca confiere a su titular el derecho de impedir a cualquier 
tercero realizar, sin su consentimiento, los siguientes actos:

a) aplicar o colocar la marca o un signo distintivo idéntico o semejante sobre productos para los 
cuales se ha registrado la marca; sobre productos vinculados a los servicios para los cuales ésta se 
ha registrado; o sobre los envases, envolturas, embalajes o acondicionamientos de tales productos;

b) suprimir o modificar la marca con fines comerciales, después de que se hubiese aplicado o 
colocado sobre los productos para los cuales se ha registrado la marca; sobre los productos 
vinculados a los servicios para los cuales ésta se ha registrado; o sobre los envases, envolturas, 
embalajes o acondicionamientos de tales productos;

c) fabricar etiquetas, envases, envolturas, embalajes u otros materiales que reproduzcan o 
contengan la marca, así como comercializar o detentar tales materiales;

d) usar en el comercio un signo idéntico o similar a la marca respecto de cualesquiera productos o 
servicios, cuando tal uso pudiese causar confusión o un riesgo de asociación con el titular del 
registro. Tratándose del uso de un signo idéntico para productos o servicios idénticos se presumirá 
que existe riesgo de confusión;

e) usar en el comercio un signo idéntico o similar a una marca notoriamente conocida respecto de 
cualesquiera productos o servicios, cuando ello pudiese causar al titular del registro un daño 
económico o comercial injusto por razón de una dilución de la fuerza distintiva o del valor 
comercial o publicitario de la marca, o por razón de un aprovechamiento injusto del prestigio de la 
marca o de su titular;

f) usar públicamente un signo idéntico o similar a una marca notoriamente conocida, aun para fines 
no comerciales, cuando ello pudiese causar una dilución de la fuerza distintiva o del valor 
comercial o publicitario de la marca, o un aprovechamiento injusto de su prestigio.

Artículo 156.- A efectos de lo previsto en los literales e) y f) del artículo anterior, constituirán uso de 
un signo en el comercio por parte de un tercero, entre otros, los siguientes actos:

a) introducir en el comercio, vender, ofrecer en venta o distribuir productos o servicios con ese 
signo;

b) importar, exportar, almacenar o transportar productos con ese signo; o,

c) emplear el signo en publicidad, publicaciones, documentos comerciales o comunicaciones 
escritas u orales, independientemente del medio de comunicación empleado y sin perjuicio de las 
normas sobre publicidad que fuesen aplicables.

Artículo 157.- Los terceros podrán, sin consentimiento del titular de la marca registrada, utilizar en 
el mercado su propio nombre, domicilio o seudónimo, un nombre geográfico o cualquier otra 
indicación cierta relativa a la especie, calidad, cantidad, destino, valor, lugar de origen o época de 
producción de sus productos o de la prestación de sus servicios u otras características de éstos; 
siempre que ello se haga de buena fe, no constituya uso a título de marca, y tal uso se limite a 
propósitos de identificación o de información y no sea capaz de inducir al público a confusión sobre 
la procedencia de los productos o servicios.

El registro de la marca no confiere a su titular, el derecho de prohibir a un tercero usar la marca 
para anunciar, inclusive en publicidad comparativa, ofrecer en venta o indicar la existencia o 
disponibilidad de productos o servicios legítimamente marcados; o para indicar la compatibilidad o 

adecuación de piezas de recambio o de accesorios utilizables con los productos de la marca 
registrada, siempre que tal uso sea de buena fe, se limite al propósito de información al público y 
no sea susceptible de inducirlo a confusión sobre el origen empresarial de los productos o servicios 
respectivos.

Artículo 158.- El registro de una marca no dará el derecho de impedir a un tercero realizar actos de 
comercio respecto de un producto protegido por dicho registro, después de que ese producto se 
hubiese introducido en el comercio en cualquier país por el titular del registro o por otra persona 
con consentimiento del titular o económicamente vinculada a él, en particular cuando los productos 
y los envases o embalajes que estuviesen en contacto directo con ellos no hubiesen sufrido ninguna 
modificación, alteración o deterioro.

A los efectos del párrafo precedente, se entenderá que dos personas están económicamente 
vinculadas cuando una pueda ejercer directa o indirectamente sobre la otra una influencia decisiva 
con respecto a la explotación de los derechos sobre la marca, o cuando un tercero puede ejercer tal 
influencia sobre ambas personas.

Artículo 159.- Cuando en la Subregión existan registros sobre una marca idéntica o similar a 
nombre de titulares diferentes, para distinguir los mismos productos o servicios, se prohibe la 
comercialización de las mercancías o servicios identificados con esa marca en el territorio del 
respectivo País Miembro, salvo que los titulares de dichas marcas suscriban acuerdos que permitan 
dicha comercialización. 

En caso de llegarse a tales acuerdos, las partes deberán adoptar las previsiones necesarias para 
evitar la confusión del público respecto del origen de las mercancías o servicios de que se trate, 
incluyendo lo relativo a la identificación del origen de los productos o servicios en cuestión con 
caracteres destacados y proporcionales a los mismos para la debida información al público 
consumidor. Esos acuerdos deberán inscribirse en las oficinas nacionales competentes y respetar las 
normas sobre prácticas comerciales y promoción de la competencia.

En cualquier caso, no se prohibirá la importación de un producto o servicio que se encuentre en la 
situación descrita en el primer párrafo de este artículo, cuando la marca no esté siendo utilizada en 
el territorio del país importador, según lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 166, salvo que 
el titular de dicha marca demuestre ante la oficina nacional competente, que la no utilización de la 
marca obedece a causas justificadas.

Artículo 160.- Cuando la marca conste de un nombre geográfico, no podrá comercializarse el 
producto sin indicarse en éste, en forma visible y claramente legible, el lugar de fabricación del 
producto.

CAPÍTULO IV

De las Licencias y Transferencias de las Marcas

Artículo 161.- Un registro de marca concedido o en trámite de registro podrá ser transferido por 
acto entre vivos o por vía sucesoria, con o sin la empresa a la cual pertenece.

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda transferencia del registro de marca. La 
falta de registro ocasionará que la transferencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro, la transferencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una transferencia. No obstante, la oficina 
nacional competente podrá denegar dicho registro, si la transferencia acarreara riesgo de confusión.

Artículo 162.- El titular de una marca registrada o en trámite de registro podrá dar licencia a uno o 
más terceros para la explotación de la marca respectiva. 

Deberá registrarse ante la oficina nacional competente toda licencia de uso de la marca. La falta de 
registro ocasionará que la licencia no surta efectos frente a terceros.

A efectos del registro, la licencia deberá constar por escrito.

Cualquier persona interesada podrá solicitar el registro de una licencia.

Artículo 163.- La autoridad nacional competente no registrará los contratos de licencia o 
transferencia de registro de marcas que no se ajusten a las disposiciones del Régimen Común de 
Tratamiento a los Capitales Extranjeros y sobre Marcas, Patentes, Licencias y Regalías, o a las 
disposiciones comunitarias y nacionales sobre prácticas comerciales restrictivas de la libre 
competencia.

Artículo 164.- En caso exista algún cambio respecto al nombre o dirección del titular del registro de 
marca durante el plazo de vigencia de la licencia, el titular del registro deberá informarlo a la 
oficina nacional competente. En caso contrario, cualquier notificación realizada conforme a los 
datos que figuren en el registro, se reputará válida.

CAPÍTULO V

De la Cancelación del Registro

Artículo 165.- La oficina nacional competente cancelará el registro de una marca a solicitud de 
persona interesada, cuando sin motivo justificado la marca no se hubiese utilizado en al menos uno 
de los Países Miembros, por su titular, por un licenciatario o por otra persona autorizada para ello 
durante los tres años consecutivos precedentes a la fecha en que se inicie la acción de cancelación. 
La cancelación de un registro por falta de uso de la marca también podrá solicitarse como defensa 
en un procedimiento de oposición interpuestos con base en la marca no usada.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, no podrá iniciarse la acción de cancelación antes de 
transcurridos tres años contados a partir de la fecha de notificación de la resolución que agote el 
procedimiento de registro de la marca respectiva en la vía administrativa.

Cuando la falta de uso de una marca sólo afectara a uno o a algunos de los productos o servicios 
para los cuales estuviese registrada la marca, se ordenará una reducción o limitación de la lista de 
los productos o servicios comprendidos en el registro de la marca, eliminando aquéllos respecto de 
los cuales la marca no se hubiese usado; para ello se tomará en cuenta la identidad o similitud de 
los productos o servicios.

El registro no podrá cancelarse cuando el titular demuestre que la falta de uso se debió, entre otros, 
a fuerza mayor o caso fortuito.

Artículo 166.- Se entenderá que una marca se encuentra en uso cuando los productos o servicios 
que ella distingue han sido puestos en el comercio o se encuentran disponibles en el mercado bajo 
esa marca, en la cantidad y del modo que normalmente corresponde, teniendo en cuenta la 

naturaleza de los productos o servicios y las modalidades bajo las cuales se efectúa su 
comercialización en el mercado. 

También se considerará usada una marca, cuando distinga exclusivamente productos que son 
exportados desde cualquiera de los Países Miembros, según lo establecido en el párrafo anterior.

El uso de una marca en modo tal que difiera de la forma en que fue registrada sólo en cuanto a 
detalles o elementos que no alteren su carácter distintivo, no motivará la cancelación del registro 
por falta de uso, ni disminuirá la protección que corresponda a la marca.

Artículo 167.- La carga de la prueba del uso de la marca corresponderá al titular del registro.

El uso de la marca podrá demostrarse mediante facturas comerciales, documentos contables o 
certificaciones de auditoría que demuestren la regularidad y la cantidad de la comercialización de 
las mercancías identificadas con la marca, entre otros.

Artículo 168.- La persona que obtenga una resolución favorable tendrá derecho preferente al 
registro. Dicho derecho podrá invocarse a partir de la presentación de la solicitud de cancelación, y 
hasta dentro de los tres meses siguientes de la fecha en que la resolución de cancelación quede 
firme en la vía administrativa.

Artículo 169.- La oficina nacional competente, decretará de oficio o a solicitud de cualquier persona, 
la cancelación del registro de una marca o la limitación de su alcance cuando su titular hubiese 
provocado o tolerado que ella se convierta en un signo común o genérico para identificar o designar 
uno o varios de los productos o servicios para los cuales estuviese registrada. 

Se entenderá que una marca se ha convertido en un signo común o genérico cuando en los medios 
comerciales y para el público dicha marca haya perdido su carácter distintivo como indicación de 
procedencia empresarial del producto o servicio al cual se aplica. Para estos efectos deberán 
concurrir los siguientes hechos con relación a esa marca:

a) la necesidad que tuvieran los competidores de usar el signo para poder desarrollar sus 
actividades por no existir otro nombre o signo adecuado para designar o identificar en el comercio 
al producto o servicio respectivo;

b) el uso generalizado de la marca por el público y en los medios comerciales como signo común o 
genérico del producto o servicio respectivo; y

c) el desconocimiento o bajo reconocimiento por el público de que la marca significa una 
procedencia empresarial determinada.

Artículo 170.- Recibida una solicitud de cancelación, la oficina nacional competente notificará al 
titular de la marca registrada para que dentro del plazo de sesenta días hábiles contados a partir de 
la notificación, haga valer los alegatos y las pruebas que estime convenientes.

Vencidos los plazos a los que se refiere este artículo, la oficina nacional competente decidirá sobre 
la cancelación o no del registro de la marca, lo cual notificará a las partes, mediante resolución.

CAPÍTULO VI

De la Renuncia al Registro

Artículo 171.- El titular de un registro de marca podrá renunciar en cualquier momento a sus 
derechos sobre el registro.

Cuando la renuncia fuese parcial, ella abarcará los productos o servicios objeto de la renuncia.

No se admitirá la renuncia si sobre la marca existen embargos o derechos reales de garantía 
inscritos en la oficina nacional competente, salvo que exista consentimiento expreso de los titulares 
de dichos derechos.

La renuncia al registro de la marca surtirá efectos a partir de su inscripción ante la oficina nacional 
competente.

CAPÍTULO VII

De la Nulidad del Registro

Artículo 172.- La autoridad nacional competente decretará de oficio o a solicitud de cualquier 
persona y en cualquier momento, la nulidad absoluta de un registro de marca cuando se hubiese 
concedido en contravención con lo dispuesto en los artículos 134 primer párrafo y 135. 

La autoridad nacional competente decretará de oficio o a solicitud de cualquier persona, la nulidad 
relativa de un registro de marca cuando se hubiese concedido en contravención de lo dispuesto en 
el artículo 136 o cuando éste se hubiera efectuado de mala fe. Esta acción prescribirá a los cinco 
años contados desde la fecha de concesión del registro impugnado.

Las acciones precedentes no afectarán las que pudieran corresponder por daños y perjuicios 
conforme a la legislación interna.

No podrá declararse la nulidad del registro de una marca por causales que hubiesen dejado de ser 
aplicables al tiempo de resolverse la nulidad. 

Cuando una causal de nulidad sólo se aplicara a uno o a algunos de los productos o servicios para 
los cuales la marca fue registrada, se declarará la nulidad únicamente para esos productos o 
servicios, y se eliminarán del registro de la marca.

Artículo 173.- Serán de aplicación al presente Capítulo las disposiciones del artículo 78.

CAPÍTULO VIII

De la Caducidad del Registro

Artículo 174.- El registro de la marca caducará de pleno derecho si el titular o quien tuviera legítimo 
interés no solicita la renovación dentro del término legal, incluido el período de gracia, de acuerdo 
con lo establecido en la presente Decisión. 

Asimismo, será causal de caducidad la falta de pago de las tasas, en los términos que determine la 
legislación nacional del País Miembro.

TÍTULO VII

DE LOS LEMAS COMERCIALES

Artículo 175.- Los Países Miembros podrán registrar como marca los lemas comerciales, de 
conformidad con sus respectivas legislaciones nacionales.

Se entiende por lema comercial la palabra, frase o leyenda utilizada como complemento de una 
marca.

Artículo 176.- La solicitud de registro de un lema comercial deberá especificar la marca solicitada o 
registrada con la cual se usará.

Artículo 177.- No podrán registrarse lemas comerciales que contengan alusiones a productos o 
marcas similares o expresiones que puedan perjudicar a dichos productos o marcas.

Artículo 178.- Un lema comercial deberá ser transferido conjuntamente con el signo marcario al cual 
se asocia y su vigencia estará sujeta a la del signo.

Artículo 179.- Serán aplicables a este Título, en lo pertinente, las disposiciones relativas al Título de 
Marcas de la presente Decisión.

TÍTULO VIII

DE LAS MARCAS COLECTIVAS

Artículo 180.- Se entenderá por marca colectiva todo signo que sirva para distinguir el origen o 
cualquier otra característica común de productos o servicios pertenecientes a empresas diferentes y 
que lo utilicen bajo el control de un titular.

Artículo 181.- Las asociaciones de productores, fabricantes, prestadores de servicios, organizaciones 
o grupos de personas, legalmente establecidos, podrán solicitar el registro de marca colectiva para 
distinguir en el mercado los productos o servicios de sus integrantes. 

Artículo 182.- La solicitud de registro deberá indicar que se trata de una marca colectiva e ir 
acompañada de:

a) copia de los estatutos de la asociación, organización o grupo de personas que solicite el registro 
de la marca colectiva;

b) la lista de integrantes; y,

c) la indicación de las condiciones y la forma cómo la marca colectiva debe utilizarse en los 
productos o servicios.

Una vez obtenido el registro de marca colectiva, la asociación, organización o grupo de personas 
deberá informar a la oficina nacional competente cualquier cambio que se produzca en cualquiera 
de los documentos a que hace referencia el presente artículo. 

Artículo 183.- La marca colectiva podrá ser transferida o licenciada de conformidad con lo previsto 
en las normas internas de la asociación, organización o grupo de personas.

Las transferencias y licencias deberán ser inscritas ante la oficina nacional competente para que 
surtan efectos frente a terceros.

Artículo 184.- Serán aplicables a este Título, en lo pertinente, las disposiciones relativas al Título de 
Marcas de la presente Decisión.

TÍTULO IX

DE LAS MARCAS DE CERTIFICACIÓN

Artículo 185.- Se entenderá por marca de certificación un signo destinado a ser aplicado a productos 
o servicios cuya calidad u otras características han sido certificadas por el titular de la marca.

Artículo 186.- Podrá ser titular de una marca de certificación una empresa o institución, de derecho 
privado o público o un organismo estatal, regional o internacional. 

Artículo 187.- Con la solicitud de registro de una marca de certificación deberá acompañarse el 
reglamento de uso de la marca que indique los productos o servicios que podrán ser objeto de 
certificación por su titular; defina las características garantizadas por la presencia de la marca; y 
describa la manera en que se ejercerá el control de tales características antes y después de 
autorizarse el uso de la marca.

El reglamento de uso se inscribirá junto con la marca. 

Toda modificación de las reglas de uso de la marca de certificación deberá ser puesta en 
conocimiento de la oficina nacional competente. La modificación de las reglas de uso surtirá efectos 
frente a terceros a partir de su inscripción en el registro correspondiente.

Artículo 188.- El titular de una marca de certificación podrá autorizar su uso a cualquier persona 
cuyo producto o servicio cumpla las condiciones establecidas en el reglamento de uso de la marca.

La marca de certificación no podrá usarse en relación con productos o servicios producidos, 
prestados o comercializados por el propio titular de la marca.

Artículo 189.- Serán aplicables a este Título, en lo pertinente, las disposiciones relativas al Título de 
Marcas de la presente Decisión.

TÍTULO X

DEL NOMBRE COMERCIAL

Artículo 190.- Se entenderá por nombre comercial cualquier signo que identifique a una actividad 
económica, a una empresa, o a un establecimiento mercantil.

Una empresa o establecimiento podrá tener más de un nombre comercial. Puede constituir nombre 
comercial de una empresa o establecimiento, entre otros, su denominación social, razón social u 
otra designación inscrita en un registro de personas o sociedades mercantiles. 

Los nombres comerciales son independientes de las denominaciones o razones sociales de las 
personas jurídicas, pudiendo ambas coexistir.

Artículo 191.- El derecho exclusivo sobre un nombre comercial se adquiere por su primer uso en el 
comercio y termina cuando cesa el uso del nombre o cesan las actividades de la empresa o del 
establecimiento que lo usa.

Artículo 192.- El titular de un nombre comercial podrá impedir a cualquier tercero usar en el 
comercio un signo distintivo idéntico o similar, cuando ello pudiere causar confusión o un riesgo de 
asociación con la empresa del titular o con sus productos o servicios. En el caso de nombres 
comerciales notoriamente conocidos, cuando asimismo pudiera causarle un daño económico o 
comercial injusto, o implicara un aprovechamiento injusto del prestigio del nombre o de la empresa 
del titular.

Será aplicable al nombre comercial lo dispuesto en los artículos 155, 156, 157 y 158 en cuanto 
corresponda.

Artículo 193.- Conforme a la legislación interna de cada País Miembro, el titular de un nombre 
comercial podrá registrarlo o depositarlo ante la oficina nacional competente. El registro o depósito 
tendrá carácter declarativo. El derecho a su uso exclusivo solamente se adquirirá en los términos 
previstos en el artículo 191.

Artículo 194.- No podrá registrarse como nombre comercial un signo que esté comprendido en 
alguno de los casos siguientes:

a) cuando consista, total o parcialmente, en un signo contrario a la moral o al orden público;

b) cuando su uso sea susceptible de causar confusión en los medios comerciales o en el público 
sobre la identidad, la naturaleza, las actividades, el giro comercial o cualquier otro aspecto de la 
empresa o establecimiento designado con ese nombre;

c) cuando su uso sea susceptible de causar confusión en los medios comerciales o en el público 
sobre la procedencia empresarial, el origen u otras características de los productos o servicios que la 
empresa produzca o comercialice; o,

d) cuando exista una solicitud o registro de nombre comercial anterior.

Artículo 195.- Para efectos del registro, la oficina nacional competente examinará si el nombre 
comercial contraviene lo dispuesto en el artículo anterior. Los Países Miembros podrán exigir la 
prueba de uso, conforme a sus normas nacionales.

Podrá ser aplicable al registro del nombre comercial la clasificación de productos y servicios 
utilizadas para las marcas.

Artículo 196.- En caso de registro del nombre comercial, éste tendrá una duración de diez años 
contados a partir de la fecha de su registro o depósito, renovables por períodos iguales.

Artículo 197.- El titular de un registro de nombre comercial podrá renunciar a sus derechos sobre el 
registro. La renuncia al registro del nombre comercial surtirá efectos a partir de su inscripción ante 
la oficina nacional competente.

Artículo 198.- La renovación del registro de un nombre comercial deberá solicitarse ante la oficina 
nacional competente, dentro de los seis meses anteriores a la fecha de su expiración. No obstante, el 

titular del nombre comercial gozará de un plazo de gracia de seis meses, contados a partir de la 
fecha de vencimiento del registro para solicitar su renovación, acompañando los comprobantes de 
pago de las tasas establecidas en las normas internas de los Países Miembros, pagando 
conjuntamente el recargo establecido, de ser el caso. Durante el plazo referido, el registro del 
nombre comercial mantendrá su plena vigencia.

A efectos de la renovación las oficinas nacionales competentes podrán exigir prueba de uso del 
nombre comercial conforme a sus normas nacionales. En todo caso el registro se efectuará en los 
mismos términos del registro original 

Artículo 199.- La transferencia de un nombre comercial registrado o depositado se inscribirá ante la 
oficina nacional competente de acuerdo con el procedimiento aplicable a la transferencia de marcas, 
en cuanto corresponda, y devengará la misma tasa. Sin perjuicio de ello, la transferencia del nombre 
comercial sólo podrá efectuarse conjuntamente con la de la empresa o establecimiento con el cual se 
venía usando.

El nombre comercial podrá ser objeto de licencia. Cuando lo prevean las normas nacionales, dicha 
licencia podrá ser registrada ante la oficina nacional competente.

TÍTULO XI

DE LOS RÓTULOS O ENSEÑAS

Artículo 200.- La protección y depósito de los rótulos o enseñas se regirá por las disposiciones 
relativas al nombre comercial, conforme a las normas nacionales de cada País Miembro.

TÍTULO XII

DE LAS INDICACIONES GEOGRÁFICAS

CAPÍTULO I

De las Denominaciones de Origen

Artículo 201.- Se entenderá por denominación de origen, una indicación geográfica constituida por 
la denominación de un país, de una región o de un lugar determinado, o constituida por una 
denominación que sin ser la de un país, una región o un lugar determinado se refiere a una zona 
geográfica determinada, utilizada para designar un producto originario de ellos y cuya calidad, 
reputación u otras características se deban exclusiva o esencialmente al medio geográfico en el cual 
se produce, incluidos los factores naturales y humanos.

Artículo 202.- No podrán ser declaradas como denominaciones de origen, aquellas que:

a) no se ajusten a la definición contenida en el artículo 201;

b) sean indicaciones comunes o genéricas para distinguir el producto de que se trate, entendiéndose 
por ello las consideradas como tales tanto por los conocedores de la materia como por el público en 
general;

c) sean contrarias a las buenas costumbres o al orden público; o,

d) puedan inducir a error al público sobre la procedencia geográfica, la naturaleza, el modo de 
fabricación, o la calidad, reputación u otras características de los respectivos productos.

Artículo 203.- La declaración de protección de una denominación de origen se hará de oficio o a 
petición de quienes demuestren tener legítimo interés, entendiéndose por tales, las personas 
naturales o jurídicas que directamente se dediquen a la extracción, producción o elaboración del 
producto o los productos que se pretendan amparar con la denominación de origen, así como las 
asociaciones de productores. Las autoridades estatales, departamentales, provinciales o 
municipales también se considerarán interesadas, cuando se trate de denominaciones de origen de 
sus respectivas circunscripciones.

Artículo 204.- La solicitud de declaración de protección de una denominación de origen se hará por 
escrito ante la oficina nacional competente, debiendo indicar:

a) nombre, domicilio, residencia y nacionalidad del o los solicitantes, así como la demostración de 
su legítimo interés;

b) la denominación de origen objeto de la declaración;

c) la zona geográfica delimitada de producción, extracción o elaboración del producto que se 
designa con la denominación de origen;

d) los productos designados por la denominación de origen; y,

e) una reseña de las calidades, reputación u otras características esenciales de los productos 
designados por la denominación de origen.

Artículo 205.- Admitida la solicitud, la oficina nacional competente analizará, dentro de los treinta 
días siguientes, si cumple con los requisitos previstos en el presente Título y los establecidos por las 
legislaciones internas de los Países Miembros, siguiendo posteriormente el procedimiento relativo 
al examen de forma de la marca, en lo que fuera pertinente.

Artículo 206.- La vigencia de la declaración de protección de una denominación de origen, estará 
determinada por la subsistencia de las condiciones que la motivaron, a juicio de la oficina nacional 
competente. Dicha oficina podrá declarar el término de su vigencia si tales condiciones no se 
mantuvieran. No obstante, los interesados podrán solicitarla nuevamente cuando consideren que se 
han restituido las condiciones para su protección, sin perjuicio de los recursos administrativos 
previstos en las legislaciones internas de los Países Miembros.

La declaración de protección de la denominación de origen podrá ser modificada en cualquier 
tiempo cuando cambie cualquiera de los elementos referidos en el artículo 204. La modificación se 
sujetará al procedimiento previsto para la declaración de protección, en cuanto corresponda.

Artículo 207.- La autorización de uso de una denominación de origen protegida deberá ser 
solicitada por las personas que:

a) directamente se dediquen a la extracción, producción o elaboración de los productos 
distinguidos por la denominación de origen;

b) realicen dicha actividad dentro de la zona geográfica delimitada según la declaración de 
protección; y,

c) cumplan con otros requisitos establecidos por las oficinas nacionales competentes.

Artículo 208.- La oficina nacional competente podrá otorgar las autorizaciones de uso 
correspondientes. La autorización de uso también podrá ser concedida por las entidades públicas o 
privadas que representen a los beneficiarios de las denominaciones de origen, si así lo establecen las 
normas nacionales.

Artículo 209.- Cuando la autorización de uso sea competencia de la oficina nacional competente, 
ella será otorgada o denegada en un lapso de quince días contados a partir de la fecha de 
presentación de la solicitud.

Artículo 210.- La autorización de uso de una denominación de origen protegida tendrá una 
duración de diez años, pudiendo ser renovada por períodos iguales, de conformidad con el 
procedimiento para la renovación de marcas establecido en la presente Decisión.

Artículo 211.- La autorización de uso de una denominación de origen protegida, caducará si no se 
solicita su renovación dentro de los plazos previstos para la renovación de marcas de la presente 
Decisión.

De la misma forma, será motivo de caducidad la falta de pago de las tasas, en los términos que 
acuerde la legislación nacional de cada País Miembro.

Artículo 212.- La utilización de denominaciones de origen con relación a los productos naturales, 
agrícolas, artesanales o industriales provenientes de los Países Miembros, queda reservada 
exclusivamente para los productores, fabricantes y artesanos que tengan sus establecimientos de 
producción o de fabricación en la localidad o región del País Miembro designada o evocada por 
dicha denominación.

Solamente los productores, fabricantes o artesanos autorizados a usar una denominación de origen 
registrada podrán emplear junto con ella la expresión "DENOMINACION DE ORIGEN".

Son aplicables a las denominaciones de origen protegidas las disposiciones de los Artículos 155, 
156, 157 y 158, en cuanto corresponda.

Artículo 213.- Las entidades públicas o privadas que representen a los beneficiarios de las 
denominaciones de origen, o aquellas designadas al efecto, dispondrán los mecanismos que 
permitan un control efectivo del uso de las denominaciones de origen protegidas. 

Artículo 214.- La protección de las denominaciones de origen se inicia con la declaración que al 
efecto emita la oficina nacional competente. 

El uso de las mismas por personas no autorizadas que cree confusión, será considerado una 
infracción al derecho de propiedad industrial, objeto de sanción, incluyendo los casos en que 
vengan acompañadas de indicaciones tales como género, tipo, imitación y otras similares que creen 
confusión en el consumidor.

Artículo 215.- Los Países Miembros prohibirán la utilización de una denominación de origen que 
identifique vinos o bebidas espirituosas para productos de ese género que no sean originarios del 
lugar designado por la denominación de origen en cuestión, incluso cuando se indique el 
verdadero origen del producto o se utilice la indicación geográfica traducida o acompañada de 
expresiones tales como "clase", "tipo", "estilo", "imitación" u otras análogas.

Los Países Miembros no podrán impedir el uso continuado y similar de una denominación de 
origen de otro país, que identifique vinos o bebidas espirituosas con relación a productos o 
servicios, por alguno de sus nacionales que hayan utilizado esa denominación de origen de manera 
continua para esos mismos productos o servicios, u otros afines, en el territorio del respectivo País 
Miembro durante 10 años como mínimo antes del 15 de abril de 1994, o de buena fe, antes de esa 
fecha.

Artículo 216.- La autoridad nacional competente podrá declarar, de oficio o a petición de parte, la 
nulidad de la autorización de uso de una denominación de origen protegida, si fue concedida en 
contravención a la presente Decisión. Serán de aplicación, en lo que fuere pertinente, las normas 
sobre nulidad de registro de marcas de la presente Decisión. 

Artículo 217.- De oficio o a solicitud de parte, la oficina nacional competente, cancelará la 
autorización de uso, cuando se demuestre que la misma se utiliza en el comercio de una manera 
que no corresponde a lo indicado en la declaración de protección respectiva. Serán de aplicación, en 
lo que fuere pertinente, las normas sobre cancelación de registro de marcas de la presente Decisión.

Artículo 218.- Las oficinas nacionales competentes podrán reconocer las denominaciones de origen 
protegidas en otro País Miembro, cuando la solicitud la formulen sus productores, extractores, 
fabricantes o artesanos que tengan legítimo interés o las autoridades públicas de los mismos. 

Para solicitar dicha protección, las denominaciones de origen deben haber sido declaradas como 
tales en sus países de origen.

Artículo 219.- Tratándose de denominaciones de origen o indicaciones geográficas protegidas en 
terceros países, las oficinas nacionales competentes podrán reconocer la protección, siempre que 
ello esté previsto en algún convenio del cual el País Miembro sea parte. Para solicitar dicha 
protección, las denominaciones de origen deben haber sido declaradas como tales en sus países de 
origen.

Artículo 220.- Las denominaciones de origen protegidas conforme a lo previsto en la presente 
Decisión, no serán consideradas comunes o genéricas para distinguir el producto que designan, 
mientras subsista dicha protección en el país de origen.

CAPÍTULO II

De las Indicaciones de Procedencia

Artículo 221.- Se entenderá por indicación de procedencia un nombre, expresión, imagen o signo 
que designe o evoque un país, región, localidad o lugar determinado.

Artículo 222.- Una indicación de procedencia no podrá usarse en el comercio en relación con un 
producto o un servicio, cuando fuese falsa o engañosa con respecto a su origen o cuando su uso 
pudiera inducir al público a confusión con respecto al origen, procedencia, calidad o cualquier otra 
característica del producto o servicio.

A efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, también constituye uso de una indicación 
geográfica en el comercio el que se hiciera en la publicidad y en cualquier documentación comercial 
relativa a la venta, exposición u oferta de productos o servicios.

Artículo 223.- Toda persona podrá indicar su nombre o su domicilio sobre los productos que 
comercialice, aún cuando éstos provinieran de un país diferente, siempre que se presente 
acompañado de la indicación precisa, en caracteres suficientemente destacados, del país o lugar de 
fabricación o de producción de los productos o de otra indicación suficiente para evitar cualquier 
error sobre el verdadero origen de los mismos.

TÍTULO XIII

DE LOS SIGNOS DISTINTIVOS NOTORIAMENTE CONOCIDOS

Artículo 224.- Se entiende por signo distintivo notoriamente conocido el que fuese reconocido como 
tal en cualquier País Miembro por el sector pertinente, independientemente de la manera o el 
medio por el cual se hubiese hecho conocido.

Artículo 225.- Un signo distintivo notoriamente conocido será protegido contra su uso y registro no 
autorizado conforme a este Título, sin perjuicio de las demás disposiciones de esta Decisión que 
fuesen aplicables y de las normas para la protección contra la competencia desleal del País 
Miembro.

Artículo 226.- Constituirá uso no autorizado del signo distintivo notoriamente conocido el uso del 
mismo en su totalidad o en una parte esencial, o una reproducción, imitación, traducción o 
transliteración del signo, susceptibles de crear confusión, en relación con establecimientos, 
actividades, productos o servicios idénticos o similares a los que se aplique.

También constituirá uso no autorizado del signo distintivo notoriamente conocido el uso del mismo 
en su totalidad o en una parte esencial, o de una reproducción, imitación, traducción o 
transliteración del signo, aun respecto de establecimientos, actividades, productos o servicios 
diferentes a los que se aplica el signo notoriamente conocido, o para fines no comerciales, si tal uso 
pudiese causar alguno de los efectos siguientes:

a) riesgo de confusión o de asociación con el titular del signo, o con sus establecimientos, 
actividades, productos o servicios;

b) daño económico o comercial injusto al titular del signo por razón de una dilución de la fuerza 
distintiva o del valor comercial o publicitario del signo; o,

c) aprovechamiento injusto del prestigio o del renombre del signo.

El uso podrá verificarse a través de cualquier medio de comunicación, incluyendo los electrónicos.

Artículo 227.- Será de aplicación al presente Título lo establecido en el literal h) del artículo 136, así 
como lo dispuesto en el artículo 155, literales e) y f).

Artículo 228.- Para determinar la notoriedad de un signo distintivo, se tomará en consideración 
entre otros, los siguientes factores: 

a) el grado de su conocimiento entre los miembros del sector pertinente dentro de cualquier País 
Miembro;

b) la duración, amplitud y extensión geográfica de su utilización, dentro o fuera de cualquier País 
Miembro;

c) la duración, amplitud y extensión geográfica de su promoción, dentro o fuera de cualquier País 
Miembro, incluyendo la publicidad y la presentación en ferias, exposiciones u otros eventos de los 
productos o servicios, del establecimiento o de la actividad a los que se aplique;

d) el valor de toda inversión efectuada para promoverlo, o para promover el establecimiento, 
actividad, productos o servicios a los que se aplique;

e) las cifras de ventas y de ingresos de la empresa titular en lo que respecta al signo cuya 
notoriedad se alega, tanto en el plano internacional como en el del País Miembro en el que se 
pretende la protección;

f) el grado de distintividad inherente o adquirida del signo;

g) el valor contable del signo como activo empresarial;

h) el volumen de pedidos de personas interesadas en obtener una franquicia o licencia del signo en 
determinado territorio; o,

i) la existencia de actividades significativas de fabricación, compras o almacenamiento por el titular 
del signo en el País Miembro en que se busca protección; 

j) los aspectos del comercio internacional; o,

k) la existencia y antigüedad de cualquier registro o solicitud de registro del signo distintivo en el 
País Miembro o en el extranjero.

Artículo 229.- No se negará la calidad de notorio a un signo por el solo hecho que:

a) no esté registrado o en trámite de registro en el País Miembro o en el extranjero;

b) no haya sido usado o no se esté usando para distinguir productos o servicios, o para identificar 
actividades o establecimientos en el País Miembro; o,

c) no sea notoriamente conocido en el extranjero.

Artículo 230.- Se considerarán como sectores pertinentes de referencia para determinar la 
notoriedad de un signo distintivo, entre otros, los siguientes:

a) los consumidores reales o potenciales del tipo de productos o servicios a los que se aplique;

b) las personas que participan en los canales de distribución o comercialización del tipo de 
productos o servicios a los que se aplique; o,

c) los círculos empresariales que actúan en giros relativos al tipo de establecimiento, actividad, 
productos o servicios a los que se aplique.

Para efectos de reconocer la notoriedad de un signo bastará que sea conocido dentro de cualquiera 
de los sectores referidos en los literales anteriores.

Artículo 231.- El titular de un signo distintivo notoriamente conocido tendrá acción para prohibir su 
uso a terceros y a ejercer ante la autoridad nacional competente las acciones y medidas que 
correspondan. Asimismo el titular podrá impedir a cualquier tercero realizar con respecto al signo 
los actos indicados en el artículo 155, siendo aplicables las limitaciones previstas en los artículos 157 
y 158.

Artículo 232.- La acción contra un uso no autorizado de un signo distintivo notoriamente conocido 
prescribirá a los cinco años contados desde la fecha en que el titular del signo tuvo conocimiento de 
tal uso, salvo que éste se hubiese iniciado de mala fe, en cuyo caso no prescribirá la acción. Esta 
acción no afectará la que pudiera corresponder por daños y perjuicios conforme al derecho común. 

Artículo 233.- Cuando un signo distintivo notoriamente conocido se hubiese inscrito indebidamente 
en el País Miembro como parte de un nombre de dominio o de una dirección de correo electrónico 
por un tercero no autorizado, a pedido del titular o legítimo poseedor de ese signo la autoridad 
nacional competente ordenará la cancelación o la modificación de la inscripción del nombre de 
dominio o dirección de correo electrónico, siempre que el uso de ese nombre o dirección fuese 
susceptible de tener alguno de los efectos mencionados en el primer y segundo párrafos del artículo 
226.

Artículo 234.- Al resolver sobre una acción relativa al uso no autorizado de un signo distintivo 
notoriamente conocido, la autoridad nacional competente tendrá en cuenta la buena o mala fe de 
las partes en la adopción y utilización de ese signo.

Artículo 235.- Sin perjuicio del ejercicio de las causales de cancelación previstas en los artículos 165 
y 169, en caso que las normas nacionales así lo dispongan, la oficina nacional competente cancelará 
el registro de una marca, a petición del titular legítimo, cuando ésta sea idéntica o similar a una que 
hubiese sido notoriamente conocida, de acuerdo con la legislación vigente, al momento de 
solicitarse el registro.

Artículo 236.- Serán aplicables al presente Título las disposiciones contenidas en la presente 
Decisión, en lo que fuere pertinente.

TÍTULO XIV

DE LA ACCION REIVINDICATORIA

Artículo 237.- Cuando una patente o un registro de diseño industrial se hubiese solicitado u 
obtenido por quien no tenía derecho a obtenerlo, o en perjuicio de otra persona que también tuviese 
tal derecho, la persona afectada podrá reivindicarlo ante la autoridad nacional competente 
pidiendo que le sea transferida la solicitud en trámite o el derecho concedido, o que se le reconozca 
como cosolicitante o cotitular del derecho. 

Cuando un registro de marca se hubiese solicitado u obtenido en perjuicio de otra persona que 
también tuviese tal derecho, la persona afectada podrá reivindicarlo ante la autoridad nacional 
competente pidiendo que se le reconozca como cosolicitante o cotitular del derecho.

Si la legislación interna del País Miembro lo permite, en la misma acción de reivindicación podrá 
demandarse la indemnización de daños y perjuicios.

Esta acción prescribe a los cuatro años contados desde la fecha de concesión del derecho o a los dos 
años contados desde que el objeto de protección hubiera comenzado a explotarse o usarse en el país 

por quien obtuvo el derecho, aplicándose el plazo que expire antes. No prescribirá la acción si quien 
obtuvo el derecho lo hubiese solicitado de mala fe.

TÍTULO XV

DE LAS ACCIONES POR INFRACCIÓN DE DERECHOS

CAPÍTULO I

De los Derechos del Titular

Artículo 238.- El titular de un derecho protegido en virtud de esta Decisión podrá entablar acción 
ante la autoridad nacional competente contra cualquier persona que infrinja su derecho. También 
podrá actuar contra quien ejecute actos que manifiesten la inminencia de una infracción.

Si la legislación interna del País Miembro lo permite, la autoridad nacional competente podrá 
iniciar de oficio, las acciones por infracción previstas en dicha legislación.

En caso de cotitularidad de un derecho, cualquiera de los cotitulares podrá entablar la acción contra 
una infracción sin, que sea necesario el consentimiento de los demás, salvo acuerdo en contrario 
entre los cotitulares.

Artículo 239.- El titular de una patente tendrá derecho a ejercer acción judicial por daños y 
perjuicios por el uso no autorizado de la invención o del modelo de utilidad durante el período 
comprendido entre la fecha en que adquiera carácter público y pueda ser consultada la solicitud 
respectiva y la fecha de concesión de la patente. El resarcimiento sólo procederá con respecto a la 
materia cubierta por la patente concedida, y se calculará en función de la explotación efectivamente 
realizada por el demandado durante el período mencionado.

Artículo 240.- En los casos en los que se alegue una infracción a una patente cuyo objeto sea un 
procedimiento para obtener un producto, corresponderá al demandado en cuestión probar que el 
procedimiento que ha empleado para obtener el producto es diferente del procedimiento protegido 
por la patente cuya infracción se alegue. A estos efectos se presume, salvo prueba en contrario, que 
todo producto idéntico producido sin el consentimiento del titular de la patente, ha sido obtenido 
mediante el procedimiento patentado, si:

a) el producto obtenido con el procedimiento patentado es nuevo; o

b) existe una posibilidad sustancial de que el producto idéntico haya sido fabricado mediante el 
procedimiento y el titular de la patente de éste no puede establecer mediante esfuerzos razonables 
cuál ha sido el procedimiento efectivamente utilizado.

En la presentación de pruebas en contrario, se tendrán en cuenta los intereses legítimos del 
demandado o denunciado en cuanto a la protección de sus secretos empresariales.

Artículo 241.- El demandante o denunciante podrá solicitar a la autoridad nacional competente que 
se ordenen, entre otras, una o más de las siguientes medidas:

a) el cese de los actos que constituyen la infracción;

b) la indemnización de daños y perjuicios;

c) el retiro de los circuitos comerciales de los productos resultantes de la infracción, incluyendo los 
envases, embalajes, etiquetas, material impreso o de publicidad u otros materiales, así como los 
materiales y medios que sirvieran predominantemente para cometer la infracción;

d) la prohibición de la importación o de la exportación de los productos, materiales o medios 
referidos en el literal anterior;

e) la adjudicación en propiedad de los productos, materiales o medios referidos en el literal c), en 
cuyo caso el valor de los bienes se imputará al importe de la indemnización de daños y perjuicios;

f) la adopción de las medidas necesarias para evitar la continuación o la repetición de la infracción, 
incluyendo la destrucción de los productos, materiales o medios referidos en el literal c) o el cierre 
temporal o definitivo del establecimiento del demandado o denunciado; o,

g) la publicación de la sentencia condenatoria y su notificación a las personas interesadas, a costa 
del infractor. 

Tratándose de productos que ostenten una marca falsa, la supresión o remoción de la marca deberá 
acompañarse de acciones encaminadas a impedir que se introduzcan esos productos en el comercio. 
Asimismo, no se permitirá que esos productos sean reexportados en el mismo estado, ni que sean 
sometidos a un procedimiento aduanero diferente. 

Quedarán exceptuados los casos debidamente calificados por la autoridad nacional competente, o 
los que cuenten con la autorización expresa del titular de la marca.

Artículo 242.- Los Países Miembros podrán disponer que, salvo que resulte desproporcionado con 
la gravedad de la infracción, las autoridades judiciales puedan ordenar al infractor que informe al 
titular del derecho sobre la identidad de los terceros que hayan participado en la producción y 
distribución de los bienes o servicios infractores, y sobre sus circuitos de distribución.

Artículo 243.- Para efectos de calcular la indemnización de daños y perjuicios se tomará en cuenta, 
entre otros, los criterios siguientes:

a) el daño emergente y el lucro cesante sufrido por el titular del derecho como consecuencia de la 
infracción;

b) el monto de los beneficios obtenidos por el infractor como resultado de los actos de infracción; o,

c) el precio que el infractor habría pagado por concepto de una licencia contractual, teniendo en 
cuenta el valor comercial del derecho infringido y las licencias contractuales que ya se hubieran 
concedido.

Artículo 244.- La acción por infracción prescribirá a los dos años contados desde la fecha en que el 
titular tuvo conocimiento de la infracción o en todo caso, a los cinco años contados desde que se 
cometió la infracción por última vez.

CAPÍTULO II

De las Medidas Cautelares

Artículo 245.- Quien inicie o vaya a iniciar una acción por infracción podrá pedir a la autoridad 
nacional competente que ordene medidas cautelares inmediatas con el objeto de impedir la 
comisión de la infracción, evitar sus consecuencias, obtener o conservar pruebas, o asegurar la 
efectividad de la acción o el resarcimiento de los daños y perjuicios.

Las medidas cautelares podrán pedirse antes de iniciar la acción, conjuntamente con ella o con 
posterioridad a su inicio. 

Artículo 246.- Podrán ordenarse, entre otras, las siguientes medidas cautelares:

a) el cese inmediato de los actos que constituyan la presunta infracción;

b) el retiro de los circuitos comerciales de los productos resultantes de la presunta infracción, 
incluyendo los envases, embalajes, etiquetas, material impreso o de publicidad u otros materiales, 
así como los materiales y medios que sirvieran predominantemente para cometer la infracción;

c) la suspensión de la importación o de la exportación de los productos, materiales o medios 
referidos en el literal anterior;

d) la constitución por el presunto infractor de una garantía suficiente; y, 

e) el cierre temporal del establecimiento del demandado o denunciado cuando fuese necesario para 
evitar la continuación o repetición de la presunta infracción.

Si la norma nacional del País Miembro lo permite, la autoridad nacional competente podrá ordenar 
de oficio, la aplicación de medidas cautelares.

Artículo 247.- Una medida cautelar sólo se ordenará cuando quien la pida acredite su legitimación 
para actuar, la existencia del derecho infringido y presente pruebas que permitan presumir 
razonablemente la comisión de la infracción o su inminencia. La autoridad nacional competente 
podrá requerir que quien pida la medida otorgue caución o garantía suficientes antes de ordenarla.

Quien pida una medida cautelar respecto de productos determinados deberá suministrar las 
informaciones necesarias y una descripción suficientemente detallada y precisa para que los 
productos presuntamente infractores puedan ser identificados.

Artículo 248.- Cuando se hubiera ejecutado una medida cautelar sin intervención de la otra parte, 
ella se notificará a la parte afectada inmediatamente después de la ejecución. La parte afectada 
podrá recurrir ante la autoridad nacional competente para que revise la medida ejecutada. 

Salvo norma interna en contrario, toda medida cautelar ejecutada sin intervención de la otra parte 
quedará sin efecto de pleno derecho si la acción de infracción no se iniciara dentro de los diez días 
siguientes contados desde la ejecución de la medida.

La autoridad nacional competente podrá modificar, revocar o confirmar la medida cautelar.

Artículo 249.- Las medidas cautelares se aplicarán sobre los productos resultantes de la presunta 
infracción y de los materiales o medios que sirvieran principalmente para cometerla.

CAPÍTULO III

De las Medidas en Frontera

Artículo 250.- El titular de un registro de marca, que tuviera motivos fundados para suponer que se 
va a realizar la importación o la exportación de productos que infringen ese registro, podrá solicitar 
a la autoridad nacional competente suspender esa operación aduanera. Son aplicables a esa 
solicitud y a la orden que dicte esa autoridad las condiciones y garantías que establezcan las 
normas internas del País Miembro.

Quien pida que se tomen medidas en la frontera deberá suministrar a la autoridad nacional 
competente la información necesaria y una descripción suficientemente detallada y precisa de los 
productos objeto de la presunta infracción para que puedan ser reconocidos.

Si la legislación interna del País Miembro lo permite, la autoridad nacional competente podrá 
ordenar de oficio, la aplicación de medidas en frontera.

Artículo 251.- A efectos de fundamentar sus reclamaciones, la autoridad nacional competente 
permitirá al titular de la marca participar en la inspección de las mercancías retenidas. Igual 
derecho corresponderá al importador o exportador de las mercancías.

Al realizar la inspección, la autoridad nacional competente dispondrá lo necesario para proteger la 
información confidencial, en lo que fuese pertinente.

Artículo 252.- Cumplidas las condiciones y garantías aplicables, la autoridad nacional competente 
ordenará o denegará la suspensión de la operación aduanera y la notificará al solicitante.

En caso que se ordenara la suspensión, la notificación incluirá el nombre y dirección del 
consignador, importador, exportador y del consignatario de las mercancías, así como la cantidad de 
las mercancías objeto de la suspensión. Así mismo, notificará la suspensión al importador o 
exportador de los productos.

Artículo 253.- Transcurridos diez días hábiles contados desde la fecha de notificación de la 
suspensión de la operación aduanera sin que el demandante hubiere iniciado la acción por 
infracción, o sin que la autoridad nacional competente hubiere prolongado la suspensión, la medida 
se levantará y se procederá al despacho de las mercancías retenidas.

Artículo 254.- Iniciada la acción por infracción, la parte contra quien obró la medida podrá recurrir 
a la autoridad nacional competente. La autoridad nacional competente podrá modificar, revocar o 
confirmar la suspensión.

Artículo 255.- Una vez determinada la infracción, los productos con marcas falsificadas, que 
hubiera incautado la autoridad nacional competente, no podrán ser reexportados ni sometidos a un 
procedimiento aduanero diferente, salvo en los casos debidamente calificados por la autoridad 
nacional competente, o los que cuenten con la autorización expresa del titular de la marca.

Sin perjuicio de las demás acciones que correspondan al titular del derecho y a reserva del derecho 
del demandado a apelar ante una autoridad judicial, la autoridad nacional competente podrá 
ordenar la destrucción o decomiso de las mercancías infractoras.

Artículo 256.- Quedan excluidas de la aplicación de las disposiciones del presente capítulo las 
cantidades pequeñas de mercancías que no tengan carácter comercial y formen parte del equipaje 
personal de los viajeros o se envíen en pequeñas partidas.

CAPÍTULO IV

De las Medidas Penales

Artículo 257.- Los Países Miembros establecerán procedimientos y sanciones penales para los casos 
de falsificación de marcas.

TÍTULO XVI

DE LA COMPETENCIA DESLEAL VINCULADA A LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

CAPÍTULO I

De los Actos de Competencia Desleal

Artículo 258.- Se considera desleal todo acto vinculado a la propiedad industrial realizado en el 
ámbito empresarial que sea contrario a los usos y prácticas honestos.

Artículo 259.- Constituyen actos de competencia desleal vinculados a la propiedad industrial, entre 
otros, los siguientes:

a) cualquier acto capaz de crear una confusión, por cualquier medio que sea, respecto del 
establecimiento, los productos o la actividad industrial o comercial de un competidor;

b) las aseveraciones falsas, en el ejercicio del comercio, capaces de desacreditar el establecimiento, 
los productos o la actividad industrial o comercial de un competidor; o,

c) las indicaciones o aseveraciones cuyo empleo, en el ejercicio del comercio, pudieren inducir al 
público a error sobre la naturaleza, el modo de fabricación, las características, la aptitud en el 
empleo o la cantidad de los productos.

CAPÍTULO II

De los Secretos Empresariales

Artículo 260.- Se considerará como secreto empresarial cualquier información no divulgada que 
una persona natural o jurídica legítimamente posea, que pueda usarse en alguna actividad 
productiva, industrial o comercial, y que sea susceptible de transmitirse a un tercero, en la medida 
que dicha información sea:

a) secreta, en el sentido que como conjunto o en la configuración y reunión precisa de sus 
componentes, no sea generalmente conocida ni fácilmente accesible por quienes se encuentran en 
los círculos que normalmente manejan la información respectiva;

b) tenga un valor comercial por ser secreta; y

c) haya sido objeto de medidas razonables tomadas por su legítimo poseedor para mantenerla 
secreta.

La información de un secreto empresarial podrá estar referida a la naturaleza, características o 
finalidades de los productos; a los métodos o procesos de producción; o, a los medios o formas de 
distribución o comercialización de productos o prestación de servicios.

Artículo 261.- A los efectos de la presente Decisión, no se considerará como secreto empresarial 
aquella información que deba ser divulgada por disposición legal o por orden judicial. 

No se considerará que entra al dominio público o que es divulgada por disposición legal, aquella 
información que sea proporcionada a cualquier autoridad por una persona que la posea, cuando la 
proporcione a efecto de obtener licencias, permisos, autorizaciones, registros o cualesquiera otros 
actos de autoridad. 

Artículo 262.- Quien lícitamente tenga control de un secreto empresarial, estará protegido contra la 
divulgación, adquisición o uso de tal secreto de manera contraria a las prácticas leales de comercio 
por parte de terceros. Constituirán competencia desleal los siguientes actos realizados respecto a un 
secreto empresarial:

a) explotar, sin autorización de su poseedor legítimo, un secreto empresarial al que se ha tenido 
acceso con sujeción a una obligación de reserva resultante de una relación contractual o laboral;

b) comunicar o divulgar, sin autorización de su poseedor legítimo, el secreto empresarial referido 
en el inciso a) con ánimo de obtener provecho propio o de un tercero o de perjudicar a dicho 
poseedor;

c) adquirir un secreto empresarial por medios ilícitos o contrarios a los usos comerciales honestos;

d) explotar, comunicar o divulgar un secreto empresarial que se ha adquirido por los medios 
referidos en el inciso c);

e) explotar un secreto empresarial que se ha obtenido de otra persona sabiendo, o debiendo saber, 
que la persona que lo comunicó adquirió el secreto por los medios referidos en el inciso c), o que no 
tenía autorización de su poseedor legítimo para comunicarlo;

f) comunicar o divulgar el secreto empresarial obtenido conforme al inciso e), en provecho propio o 
de un tercero, o para perjudicar al poseedor legítimo del secreto empresarial; o,

Un secreto empresarial se considerará adquirido por medios contrarios a los usos comerciales 
honestos cuando la adquisición resultara, entre otros, del espionaje industrial, el incumplimiento de 
un contrato u otra obligación, el abuso de confianza, la infidencia, el incumplimiento de un deber 
de lealtad, o la instigación a realizar cualquiera de estos actos. 

Artículo 263.- La protección del secreto empresarial perdurará mientras existan las condiciones 
establecidas en el artículo 260.

Artículo 264.- Quien posea legítimamente un secreto empresarial podrá transmitir o autorizar el uso 
a un tercero. El tercero autorizado tendrá la obligación de no divulgar el secreto empresarial por 
ningún medio, salvo pacto en contrario con quien le transmitió o autorizó el uso de dicho secreto.

En los convenios en que se transmitan conocimientos técnicos, asistencia técnica o provisión de 
ingeniería básica o de detalle, se podrán establecer cláusulas de confidencialidad para proteger los 
secretos empresariales allí contenidos, siempre y cuando las mismas no sean contrarias a las normas 
sobre libre competencia. 

Artículo 265.- Toda persona que con motivo de su trabajo, empleo, cargo, puesto, desempeño de su 
profesión o relación de negocios, tenga acceso a un secreto empresarial sobre cuya confidencialidad 
se le haya prevenido, deberá abstenerse de usarlo o divulgarlo, o de revelarlo sin causa justificada y 
sin consentimiento de la persona que posea dicho secreto o de su usuario autorizado.

Artículo 266.- Los Países Miembros, cuando exijan, como condición para aprobar la 
comercialización de productos farmacéuticos o de productos químicos agrícolas que utilizan 
nuevas entidades químicas, la presentación de datos de pruebas u otros no divulgados cuya 
elaboración suponga un esfuerzo considerable, protegerán esos datos contra todo uso comercial 
desleal. Además, los Países Miembros protegerán esos datos contra toda divulgación, excepto 
cuando sea necesario para proteger al público, o salvo que se adopten medidas para garantizar la 
protección de los datos, contra todo uso comercial desleal.

Los Países Miembros podrán tomar las medidas para garantizar la protección consagrada en este 
artículo.

CAPÍTULO III

De las Acciones por Competencia Desleal

Artículo 267.- Sin perjuicio de cualquier otra acción, quien tenga legítimo interés podrá pedir a la 
autoridad nacional competente que se pronuncie sobre la licitud de algún acto o práctica comercial 
conforme a lo previsto en el presente Título. 

Artículo 268.- La acción por competencia desleal conforme a este Título prescribe a los dos años 
contados desde que se cometió por última vez el acto desleal, salvo que las normas internas 
establezcan un plazo distinto. 

Artículo 269.- Si la legislación interna del País Miembro lo permite, la autoridad nacional 
competente podrá iniciar, de oficio, las acciones por competencia desleal previstas en dicha 
legislación.

DISPOSICIONES FINALES

Artículo 270.- Los Países Miembros con el apoyo de la Secretaría General, implementarán un 
sistema informático andino sobre derechos de propiedad industrial registrados en cada uno de 
ellos. A tal efecto, interconectarán sus respectivas bases de datos a más tardar el 31 de diciembre del 
año 2002.

Artículo 271.- Los Países Miembros propenderán al establecimiento de mecanismos de difusión y 
divulgación de la información tecnológica contenida en las patentes de invención.

Artículo 272.- Los Países Miembros procurarán celebrar entre ellos acuerdos de cooperación 
tendientes al fortalecimiento de la capacidad institucional de las oficinas nacionales competentes.

Artículo 273.- Para los efectos de la presente Decisión, entiéndase como Oficina Nacional 
Competente, al órgano administrativo encargado del registro de la Propiedad Industrial.

Asimismo, entiéndase como Autoridad Nacional Competente, al órgano designado al efecto por la 
legislación nacional sobre la materia.

Artículo 274.- La presente Decisión entrará en vigencia el 1° de diciembre de 2000.

DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS

Artículo 275.- De conformidad con la tercera disposición complementaria de la Decisión 391, la 
autoridad nacional competente en materia de acceso a los recursos genéticos y las oficinas 
nacionales competentes establecerán sistemas de intercambio de información sobre los contratos de 
acceso autorizados y derechos de propiedad intelectual concedidos a más tardar el 31 de diciembre 
de 2001.

Artículo 276.- Los asuntos sobre Propiedad Industrial no comprendidos en la presente Decisión, 
serán regulados por las normas internas de los Países Miembros.

Artículo 277.- Las oficinas nacionales competentes podrán establecer las tasas que consideren 
necesarias para la tramitación de los procedimientos a que hace referencia la presente Decisión.

Una vez iniciados los trámites ante la oficina nacional competente, las tasas no serán reembolsables.

Artículo 278.- Los Países Miembros, con miras a la consolidación de un sistema de administración 
comunitaria, se comprometen a garantizar la mejor aplicación de las disposiciones contenidas en la 
presente Decisión. Asimismo, se comprometen a fortalecer, propender a la autonomía y modernizar 
las oficinas nacionales competentes y los sistemas y servicios de información relativos al estado de 
la técnica.

Las oficinas nacionales competentes enviarán lo antes posible a partir de su publicación, las 
respectivas Gacetas o Boletines de la Propiedad Industrial, a través de cualquier medio, a las 
oficinas nacionales competentes de los demás Países Miembros. Estas Gacetas o Boletines serán 
colocados para consulta del público en la oficina de destino.

Artículo 279.- Los Países Miembros podrán suscribir acuerdos de cooperación en materia de 
propiedad industrial que no vulneren la presente Decisión, tales como el Tratado de Cooperación 
en Materia de Patentes.

Artículo 280.- Cuando la legislación interna de los Países Miembros así lo disponga, en caso de que 
se solicite una patente para un organismo genéticamente modificado (OGM) y/o el proceso 
tecnológico para la producción del OGM, deberá presentar copia del documento que otorgue el 
permiso de la autoridad nacional competente en materia de bioseguridad de cada País Miembro.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

PRIMERA.- Todo derecho de propiedad industrial válidamente concedido de conformidad con la 
legislación comunitaria anterior a la presente Decisión, se regirá por las disposiciones aplicables en 
la fecha de su otorgamiento salvo en lo que se refiere a los plazos de vigencia, en cuyo caso los 
derechos de propiedad industrial preexistentes se adecuarán a lo previsto en esta Decisión.

En lo relativo al uso, goce, obligaciones, licencias, renovaciones y prórrogas se aplicarán las normas 
contenidas en esta Decisión.

Para el caso de procedimientos en trámite, la presente Decisión regirá en las etapas que aún no se 
hubiesen cumplido a la fecha de su entrada en vigencia.

SEGUNDA.- Los microorganismos serán patentables hasta tanto se adopten medidas distintas 
resultantes del examen previsto en el apartado b) del artículo 27, numeral 3 del ADPIC.

A tal efecto, se tendrán en cuenta los compromisos asumidos por los Países Miembros en el ámbito 
del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

TERCERA.- A más tardar al 31 de diciembre de 2002 y de conformidad con lo previsto en el artículo 
278, las oficinas nacionales competentes interconectarán sus bases de datos. A tal efecto, la 
Secretaría General gestionará los recursos de cooperación internacional técnica y financiera.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a los catorce días del mes de setiembre del año dos mil.

Entradas populares de este blog

MODELO PARA SOLICITAR AUTORIZACIÓN PARA DISPONER BIENES DE MENOR S/.50.00

En Perú, ¿cómo hacer un testamento en casa sin notario (ológrafo)? modelo

DEMANDA DE RECONOCIMIENTO DE UNIÓN DE HECHO CON SU SENTENCIA EN EL PERÚ